Publicidad

La portavoz del PSOE en el Senado y dirigente del PSC, Eva Granados, ha criticado que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, «marque el paso» de Alberto Núñez Feijóo y le ha pedido que no deje que la presidenta de la Comunidad de Madrid le imponga su criterio en relación al plan del Gobierno para hacer frente a la crisis vinculada a la guerra en Ucrania.

El planteamiento llega a colación de las advertencias de Ayuso a Feijóo durante la semana pasada, cuando dejó entrever que el posicionamiento de su ‘jefe’ en el encuentro con Pedro Sánchez habría sido excesivamente cordial. En este sentido, Díaz Ayuso afirmó que «hay que ser oposición real al desastre» que en su opinión representa el Gobierno de España, porque «si no -zanjó- nos iremos todos por el barranco y yo me niego».

Publicidad

Granados ha celebrado, en cambio, que con el nuevo líder del PP la formación haya recuperado la interlocución con el Gobierno.

Además, ha pedido que el PP «destierre cualquier atisbo de corrupción en su entorno, que no vuelva a las andadas» y, en sus palabras, que no ceda al chantaje de la ultraderecha.

Ha asegurado que, hasta ahora, el Gobierno no ha podido contar con el PP para trabajar en acuerdos de país ni gestionar la crisis, sino que el principal partido de la oposición solamente ha puesto palos en las ruedas y ha mostrado «deslealtades».

Comisionistas de las mascarillas

Sobre las presuntas comisiones millonarias en contratos de emergencia con el Ayuntamiento de Madrid, ha criticado que «Feijóo les llama ‘pillos’ a los comisionistas de Almeida, y no son ‘pillos’, son sinvergüenzas que roban a manos llenas, jetas».

«¿Señor Feijóo, no piensa hacer nada?», ha insistido, y ha mencionado también el caso del contrato de emergencia para la compra de mascarillas vinculado al hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la tercera condena al partido por el caso Gürtel.

El presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo (Foto: A.Ortega/Ep)

Congresos regionales del PP

Por su lado, el presidente del PP se encuentra inmerso en la gestión regional y quiere cerrar pronto los congresos regionales que hay pendientes para tener el partido a punto ante el ciclo electoral que se avecina y que arrancará este mismo año con las elecciones andaluzas, que serán su primera prueba de fuego como nuevo líder del partido.

El líder del PP quiere cerrar pronto los congresos regionales para empezar a preparar cuanto antes candidaturas «competitivas» para las elecciones autonómicas y municipales de 2023, una cita que considera crucial porque aumentar el poder territorial le ayudará en su carrera hacia el Palacio de la Moncloa.

Con ese objetivo, Feijóo ha encargado un informe al coordinador general del partido, Elías Bendodo, y al vicesecretario de Organización Territorial, Miguel Tellado, para celebrar de forma «muy rápida» la decena de congresos regionales pendientes (Extremadura, Madrid, Asturias, Cantabria, Murcia, Navarra, La Rioja Cataluña y País Vasco).

Pese a que el descontento social que hay en la calle con la inflación y la escalada de precios de la energía aleja la posibilidad de que Pedro Sánchez adelante las generales, en la nueva dirección del PP no descartan del todo esa posibilidad porque, según argumentan, suele hacer lo contrario de lo que dice y actuará en función de sus intereses y datos demoscópicos.

«Si dice que no va haber elecciones, puede ser que sí», asegura una persona del equipo de Feijóo que evidencia así que en la cúpula del partido no dan credibilidad a las declaraciones solemnes del jefe del Ejecutivo subrayando que va a agotar la legislatura.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.