Publicidad

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP-A), ha decidido adelantar las elecciones autonómicas al próximo domingo 19 de junio sin romper el gobierno de coalición que mantiene con Ciudadanos (Cs) desde el inicio de legislatura, a diferencia de lo ocurrido en Madrid y Castilla y León donde los ‘populares’ Isabel Díaz Ayuso y Alfonso Fernández Mañueco cesaron a los consejeros de la formación naranja al disolver sus respectivos parlamentos para celebrar comicios anticipados.

Durante toda la legislatura el Gobierno de PP-A y Cs ha presumido de haber conseguido «encapsular» las diferencias que han ido surgiendo entre ambos partidos a nivel nacional y evitar que pudieran contaminar la labor del Ejecutivo de coalición.

Publicidad

De hecho, Moreno ha mostrado a lo largo de todo el mandato gran sintonía política y personal con el vicepresidente de la Junta y líder de Cs en Andalucía, Juan Marín, quien llegó a participar como ponente en el Congreso Regional del PP-A que reeligió a Moreno y a su vez ha invitado al presidente de la Junta a participar en el pistoletazo de salida de la precampaña electoral de Cs el 14 de mayo en Córdoba.

Los mayores distanciamientos públicos entre Moreno y Marín se han producido precisamente durante las últimas semanas al hilo del adelanto electoral, que el presidente del PP ha defendido para permitir conformar un nuevo gobierno en verano que pudiera aprobar un nuevo presupuesto autonómico este mismo año, mientras que el líder de Cs lo ha rechazado por injustificado más allá del interés partidista.

«Unido hasta el final»

Este mismo lunes, tras la reunión del Consejo de Gobierno en que ha sustanciado la exigencia legal de deliberar sobre el adelanto electoral, Moreno ha expresado en Twitter su «orgullo de poder decir que el ‘Gobierno del cambio’ llega unido hasta el final».

«No es lo habitual, pero demostramos una vez más que cuando se pone por delante el interés general todo es posible. Gracias por dejaros el alma por Andalucía», ha publicado en un mensaje dirigido a todos los consejeros de su Gobierno.

El propio Moreno reconoció el pasado día 19 tras el Consejo de Gobierno celebrado en Málaga que le «encantaría reeditar un gobierno con Cs y con los actuales consejeros porque ha sido una fórmula de éxito» y puso en valor que su Ejecutivo «es el único de toda España que va a llegar al final de la legislatura sin haberse roto y sin divisiones más allá de opiniones diversas».

Moreno se declaró entonces «orgulloso de todos» los consejeros del Gobierno andaluz y subrayó que «hace tiempo que borré de mi cabeza el color político y la procedencia del partido del que venían porque son parte de mi familia política».

Diferencias con Madrid y Castilla y León

Frente al buen clima entre los socios de gobierno en Andalucía, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, convocó el 10 de marzo de 2021 elecciones anticipadas en la región para el 4 de mayo rompiendo el Gobierno de PP y Cs, tras año y medio de rifirrafes con su vicepresidente y portavoz del Ejecutivo, Ignacio Aguado, y una dura gestión de la pandemia.

En Madrid la relación entre socios no fue fácil prácticamente desde el primer minuto ya que las negociaciones para formar gobierno se extendieron de mayo a agosto. La espita que terminó por provocar el adelanto electoral fue la frustrada moción de censura presentada por Cs y PSOE en Murcia contra el ‘popular’ Fernando López Miras y el temor de Ayuso a que la formación naranja repitiera la operación en Madrid, algo que siempre han negado desde Cs.

Tras el adelanto electoral, Díaz Ayuso logró repetir mandato para dos años como presidenta autonómica con el apoyo de Vox y Cs quedó sin representación en la Asamblea de Madrid después de haber logrado 26 diputados en 2019.

En el caso de Castilla y León, el popular Alfonso Fernández Mañueco hizo coincidir el 20 de diciembre el anuncio de la convocatoria de elecciones anticipadas para el 13 de febrero con el cese de los cuatro consejeros de Cs en su gobierno, incluido el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, que conoció la noticia durante una entrevista radiofónica.

Los comicios anticipados permitieron al PP convertirse en la fuerza más votada –en mayo de 2019 fue el PSOE– y dejaron a Cs con un único diputado, precisamente el exvicepresidente Francisco Igea. Fernández Mañueco, con 31 diputados, fue investido con el apoyo de los 13 diputados de Vox, que contará con tres consejeros en el primer gobierno autonómico de coalición de ambas formaciones en toda España.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.