Publicidad

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) atraviesa uno de sus momentos más críticos por la tardanza en detectarse que el programa de ciberespionaje ‘Pegasus’ sustrajo datos del móvil del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la ministra de Justicia, Margarita Robles.

Los ministros de Podemos han exigido explicaciones. “Hemos sido incapaces de preverlo”, recordaba la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, tras enfatizar en el hecho de que el CNI ha sido incapaz de detectar a tiempo el espionaje, un fallo de seguridad que requiere explicaciones.

El centro cumple ahora 20 años de su nacimiento y, para conmemorarlo, la directora, Paz Esteban, había organizado un acto central en la propia sede de la inteligencia para el próximo día 6 en el que estaba previsto que estuviera presidido por el Rey Felipe VI. El acto ha quedado suspendido.

Las dos intrusiones del programa de ciberespionaje Pegasus al teléfono móvil del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, extrajeron 2,6 gigas y 130 megas de datos del terminal, mientras que el ataque al móvil de la ministra de Defensa, Margarita Robles, extrajo 9 megas de datos.

Así lo han confirmado del Ejecutivo, tras la denuncia presentada en la Audiencia Nacional en base a dos informes técnicos del Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en los que se detallan los hechos.

Este lunes el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha anunciado que el teléfono del presidente del Gobierno y el de la ministra de Defensa han sido infectados con el software Pegasus.

El titular de la cartera de Presidencia ha detallado que se han producido dos intrusiones en el teléfono móvil del presidente del Gobierno en mayo de 2021 y una intervención más en el móvil de la ministra de Defensa en junio de 2021.

«No hay pruebas de ninguna intrusión posterior a estas fechas», ha afirmado, al tiempo que ha señalado que la intervención ilegal de estos teléfonos «se ha comprobado en el curso de una verificación que aún está en marcha y que alcanzará a todos los miembros del Gobierno».

De este modo, el ministro ha manifestado que el Ejecutivo ha implementado ya y seguirá implementando «medidas para reforzar los protocolos de seguridad en las comunicaciones de todos los organismos oficiales que pondrá a disposición no sólo de la administración central, sino también de gobiernos autonómicos, de parlamentos autonómicos, de instituciones locales y, en general, del resto de las instituciones».

Denuncia en la Audiencia Nacional

Mientras, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, José Luis Calama, ha acordado remitir al Juzgado Central de Instrucción Decano, para que se proceda a su reparto al que por turno corresponda, la denuncia presentada esta mañana por la Abogacía del Estado en la que se recoge la infección con Pegasus de los dispositivos móviles del Presidente y de la ministra de Defensa.

Fuentes de la Audiencia Nacional han indicado que el juez Calama, en funciones de guardia, ha trasladado esta denuncia y, en virtud de las normas de reparto, el juzgado de Guardia conocerá y asumirá la competencia de los atestados, denuncias o querellas que se presenten, durante ese periodo de la guardia o al menos a partir de las 24 horas del viernes anterior al inicio de la misma.

Según consta en la denuncia, los teléfonos móviles de Sánchez y Robles fueron objeto de varias infecciones por la herramienta de espionaje Pegasus entre los meses de mayo y junio de 2021, tal y como ha anunciado este lunes el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, en una rueda de prensa convocada con carácter de urgencia, en la que ha comunicado la presentación de esta denuncia ante la Audiencia.

El juez Calama da cuenta de esta decisión en un documento en el que especifica que la denuncia señala que, «mediante el análisis de los dispositivos móviles del Presidente del Gobierno y de la Ministra de Defensa realizados por el CERT Gubernamental Nacional el 30 de abril de 2022, y acompañados a dicha denuncia, se ha tenido conocimiento de que los mismos fueron objeto de varias infecciones por la herramienta Pegasus, software espía de dispositivos móviles».

Procede enviar la denuncia a reparto porque los hechos tuvieron lugar entre mayo y junio de 2021, señalan las mismas fuentes.

Isabel Díaz Ayuso asiste a la corrida Goyesca que se celebra en la plaza de toros de las Ventas (Foto: J.Velasco)

Ayuso no cree que el anuncio sea casual

Por su lado, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha considerado que las «casualidades» no existen al ser preguntada por la coincidencia de que este lunes se haya conocido el espionaje a miembros del Gobierno con el software Pegasus justo antes de los actos de celebración del Dos de Mayo en la región.

«Yo creo que no existen las casualidades pero es algo de lo que tengo muy poca información. Se sabía desde hace un año y justo antes de empezar los actos del Dos de Mayo es cuando todo se ha dado a conocer», ha manifestado en una entrevista.

Ayuso ha señalado que no sabe a qué responde esto pero el Gobierno «tendrá que dar todas las explicaciones evidentemente y ser responsable» así como «con transparencia demostrar que se ha actuado conforme a la ley».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.