Publicidad

Los concesionarios de recogida de residuos en la capital incrementarán las frecuencias de recogida separada de las fracciones de residuos de papel-cartón y envases, pasarán de cuatro días a la semana a un total de siete, ha informado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

La recogida orgánica se mantendrá con frecuencia diaria. Y el resto, deberán adecuarse a la demanda de generación, como las pilas, el vidrio, o los residuos textiles.

Publicidad

Esta nueva medida se lleva a cabo para cumplir la Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados para una economía circular, que prevé aumentar la preparación para la reutilización y el reciclado de residuos municipales hasta un mínimo del 55% en peso en 2025; para 2030, incrementarlo hasta un mínimo del 60% en peso, y para 2035, llegar hasta un mínimo del 65%.

Carabante ha anunciado que también se contempla una extensión importante de la recogida de cartón comercial, puerta a puerta, en zonas de alta densidad de comercios, para evitar que estos establecimientos depositen ese residuo en los contenedores, ya que estos recipientes están más orientados al papel-cartón procedente del ámbito doméstico.

Las características de algunos mercados y galerías de alimentación hacen que sea necesario complementar esa recogida con una segunda que se efectúe en turno de tarde, con el fin de poder evacuar la totalidad de residuos generados, y que no pueden ser absorbidos en su totalidad por los servicios ordinarios de recogida doméstica y comercial en otros turnos.

Por esta razón, se atenderá a los centros de estas características que así lo precisen mediante un servicio específico en turno de tarde, de lunes a sábado, excepto festivos. Este servicio recogerá, al menos, las fracciones envases y biorresiduo.

El contrato también contempla, como hasta ahora, la recogida de residuos de competencia local de centros sanitarios, es decir, en hospitales, centros de salud o consultas, con equipos específicos para esos residuos, que garantizan la correcta gestión separada del resto de residuos.

Campaña contra la mosca negra

El área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha iniciado este miércoles la campaña anual contra la mosca negra en el río Manzanares con un incremento en la inversión para el tratamiento en el río, pasando de los 50.000 a los 76.000 euros.

Las actuaciones, que se realizan en coordinación entre el Servicio de Conservación del río, dependiente del Departamento de Depuración del Área de Medio Ambiente y Movilidad y el Departamento de Control de Plagas y Vectores de Madrid Salud, consisten en la detección, monitorización, tratamiento y vigilancia de estos insectos con el fin de minimizar el impacto que generan en la población y en el entorno.

Los trabajos han comenzado junto al barrio de Butarque, en el distrito de Villaverde. Se prevén también intervenciones en la zona del azud de El Pardo, en la Playa de Madrid, el Puente de los Franceses y la Presa 9, antiguo embarcadero del Club de Remo.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.