Publicidad

El Ayuntamiento de Madrid evalúa opciones para dar con los propietarios que no recogen las deposiciones de sus animales, como algunas ya puestas en marcha en otras ciudades, como identificar a los dueños de las mascotas vía el ADN de los excrementos caninos.

Así lo ha expuesto el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en la comisión del ramo a una pregunta del Grupo Mixto, donde ha anunciado que se instalarán otras 1.300 papeleras con bolsas expendedoras gratuitas en parques, que se sumarán a las 6.000 existentes.

Publicidad

De este modo, se pasará de 100 millones a 120 millones de bolsas gratuitas. También está en marcha un plan de áreas caninas, con el que se ejecutarán cincuenta de ellas. Hasta el momento ya se han materializado 39 y las once restantes lo harán en los próximos cinco meses.

Además, el Consistorio trabaja en la modificación de la ordenanza de Limpieza «viendo cuál es la mejor solución para perseguir las actitudes incívicas«. Carabante ha destacado que hay ciudades que optar por identificar a los propietarios de mascotas incívicos vía ADN de los excrementos caninos. «Estamos evaluando eso y cualquier alternativa», ha avanzado.

Perro junto a su dueño.

Nuevas acciones

Carabante también ha anunciado en el día de hoy, que el carril bici de Plaza Castilla-Raimundo Fernández Villaverde incrementará en 4.000 los usuarios de bicicleta diarios en ese tramo.

El delegado de Movilidad está convencido de que este carril bici colmará las expectativas de los ciclistas «con total seguridad» porque se ya se han reunido con estos colectivos y modificado la propuesta inicial asumiendo «la mayoría» de las alegaciones presentadas.

Para el concejal del Grupo Mixto, José Manuel Calvo, este trazado «resta espacio al peatón» y es «sinuoso». Su solución pasa por un carril bidireccional tomando uno de los carriles de la Castellana en cada tramo. El delegado le ha recordado que la proposición de Vox sobre el carril de la Castellana, aprobado en el Pleno, pasaba por no quitar carril alguno de circulación.

Para Carabante, este carril «será la columna vertebral de la movilidad ciclista y será un signo de que en Madrid se puede circular en bicicleta«. A esos 4.000 usuarios diarios se irán sumando más a medida que se produzcan ampliaciones o conexiones como con el carril de General Perón o el de Joaquín Costa.

Las obras arrancaron el pasado 30 de marzo. El delegado ha indicado que se eliminan parcialmente plazas de estacionamiento en ese tramo entre Plaza Castilla y Raimundo Fernández Villaverde, concretamente 180.

Sí ha rechazado que la movilidad peatonal quede en cuestión porque «en muchos casos se ensancha la acera y hay más pasos de peatones». En cuanto a las alegaciones de los colectivos ciclistas, el Gobierno ha asumido el carril bidireccional planteado, «que permite todos los movimientos». Además «algunos giros demasiado bruscos se han hecho más suaves».

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.