Publicidad

El juez de Instrucción número 21 de Madrid interrogará este lunes a varios de los investigados en la trama que habría desviado 2 millones de euros propios de las cuentas del sindicato UGT Madrid bajo la excusa de tener que pagar Fondos de Garantía Salarial (Fogasa) a trabajadores despedidos.

La investigación parte de una denuncia de la Fiscalía de Madrid contra una exempleada de UGT, hija de una parlamentaria regional del PSOE, y otras cuatro personas.

Publicidad

Este lunes estaban citados los cinco querellados, pero la hija de la parlamentaria regional y su marido han solicitado aplazar la comparecencia, han señalado a Europa Press fuentes jurídicas.

La denuncia sostiene que la empleada del sindicato desvió 2.099.680 euros de las propias cuentas y que fueron a parar a manos de su marido y de tres amigas, sin que proviniesen de los fondos del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

La excusa de la trabajadora para sacar dinero de las cuentas del sindicato era que tenía que pagar a trabajadores que tenían que cobrar de los fondos del Fogasa, según han apuntado fuentes sindicales de UGT.

UGT

La denuncia se interpuso en el marco de las diligencias abiertas por la Fiscalía de Madrid para investigar la denuncia presentada por el propio UGT y por el exsecretario general de UGT Madrid Luis Miguel López Reillo, que dimitió tras denunciar este caso en el sindicato madrileño.

Luis Miguel López Reillo, ex secretario general de UGT Madrid.

Tras la dimisión de Reillo, se puso en marcha una gestora presidida por Rafael Espartero, vicesecretario general de organización confederal y policía municipal de Madrid.

Fue precisamente la gestora del sindicato la que puso en manos de la Fiscalía de Madrid la documentación facilitada en su denuncia por el exlíder del sindicato. A principios de enero, la Fiscalía acordó la apertura de unas diligencias de investigación. UGT Madrid reitera su confianza en la Justicia tras la denuncia de Fiscalía.

La actual secretaria general de UGT Madrid, Marina Prieto, admitió en mayo que faltó «vigilancia en la gestión» y aseguró que se encargará de aplicar «más controles» en la gestión de recursos, al tiempo que pidió «celeridad» a la Justicia para que se depuren responsabilidades y se resarza al sindicato de esta estafa. «Es dinero de nuestros afiliados que queremos recuperar (…) y nos personaremos como principales damnificados de esta sustracción», señalaba en declaraciones a Europa Press.

Fraude

Los hechos relatados en la denuncia remitida al juez recogen que M. C. T. L. era una trabajadora del sindicato entre cuyas funciones administrativas se encontraba la de librar cheques para el pago de indemnizaciones por despido a trabajadores.

Así, durante un periodo comprendido «al menos» entre el año 2019 y 2021, «bajo la apariencia de librar cheques en favor de diversos trabajadores que habían sido despedidos y que habían encargado a UGT Madrid que tramitaran su correspondiente indemnización», presentó para su firma a los responsables del sindicato diversos cheques cuyo importe iba a ser abonado con cargo a fondos previamente transferidos al Fogasa.

En los mismos, puso como beneficiarios el nombre y apellidos de diversos médicos y maestros que habían superado una fase de oposición y que «aleatoriamente» escogía entre diversos listados publicados en Internet, sin que tuvieran ninguna relación con UGT Madrid ni hubieran solicitado sus servicios para el cobro o tramitación de indemnizaciones.

Una vez firmados dichos cheques por los responsables, la persona denunciada «simulaba» la firma de los supuestos beneficiarios en el recibí del cheque y posteriormente, procedía a borrar «con una goma que borra tinta», el nombre del beneficiario elegido aleatoriamente y lo sustituía por el de diversas personas de su núcleo familiar (marido) y de tres amigas que actuaban en connivencia con ella y que le ayudaban a apoderarse de los fondos de UGT Madrid.

Incluso en algunas ocasiones, además de modificar la identidad del beneficiario, también alteraba el importe a cobrar. En resumen, los cheques cobrados y el importe queda de la siguiente manera: En 2019, M. C. T. L. libró 71 cheques fraudulentos por importe de 372.660,53 euros; en 2020 libró otros 67 cheques fraudulentos por importe de 407.936,99 euros y un año más tarde otros 40 cheques por importe de 1.319.082,50 euros.

En la denuncia consta que «las cantidades eran fondos propios de UGT sin que dichas cantidades proviniesen de cantidades adelantadas por el Fogasa».

Etiquetado:

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.