Publicidad

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, (FAMMACocemfe Madrid) ha firmado un convenio con el Consistorio de la capital para trabajar en la ejecución del Plan Adapta, facilitando así a los comerciantes la tramitación de estas ayudas.

También, desde la Federación se evaluarán las dificultades de quienes soliciten la orientación de la organización para saber cuáles son los ajustes que han de producirse para eliminar las barreras arquitectónicas en sus locales.

Publicidad

Las ayudas comprenden la realización de obras de accesibilidad en locales situados en la planta baja de edificios de uso residencial destinadas tanto al acceso del local, como a los baños y a los itinerarios horizontales entre ambos.

Se abonará el 70% sobre el coste de la actuación, siendo del 100% sobre los primeros 1.000 euros. La cuantía máxima de subvención por local es de 20.000 euros. El porcentaje se incrementa al 90% y a 30.000 euros en locales cuyo objeto, actividad o servicio esté relacionado con las personas con discapacidad.

El objetivo de este plan es la supresión de barreras arquitectónicas que dificultan el acceso a comercios de personas con movilidad reducida. Sin embargo, las actuaciones que se lleven a cabo, beneficiarán a toda la población, especialmente, a colectivos como la tercera edad, carritos de bebés o personas lesionadas temporalmente, señalan desde la Federación en una nota de prensa.

Una mujer pasea junto a un anciano en silla de ruedas hacia la residencia Albertia (Foto: EP)

Este acuerdo de colaboración ha sido suscrito por el presidente de la Federación, Javier Font, Mariano Fuentes, responsable del área de gobierno de Desarrollo Urbano, y Álvaro González, concejal delegado del Área Delegada de Vivienda. Tras la firma del convenio, FAMMA asesorará a los titulares de los locales que deseen acogerse al plan.

Esta labor se realizará a través de un servicio en el que se informará a las personas interesadas de todas las mejoras en accesibilidad que pueden llevar a cabo en sus negocios, logrando una mayor eficiencia y ajustando sus locales al cumplimiento de la normativa existente en materia de supresión de barreras.

Actualmente, la presencia de diversas barreras físicas en las entradas de los comercios impide que, personas con movilidad reducida, cuenten con una mayor autonomía. Este hecho, genera la denuncia de multitud de afectados que demandan la eliminación de obstáculos, indican.

El presidente de FAMMA ha asegurado que «con estas ayudas, se hacen más humanos estos comercios, se amplía el campo de clientes y, lo más importante, se pone en el mismo rango de importancia a las personas con discapacidad que al resto de ciudadanos en base al cumplimiento de los derechos humanos y de la normativa en materia de accesibilidad».

A continuación, ha manifestado que «con estas iniciativas se prepara a las ciudades para el futuro».

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.