Publicidad

El sector V de la Cañada Real, situado en Rivas Vaciamadrid, se ha quedado otra vez sin electricidad en plena ola de frío al superarse la potencia máxima que permite UFD, la empresa distribuidora del grupo Naturgy, un uso monotorizado a través de reconectadores automáticos instalados tanto en este sector como en el VI para detectar sobretensiones.

Los vecinos de este sector, que lograron organizarse para tener luz controlando mucho el consumo, temían quedarse sin suministro cuando todos conectasen las estufas y radiadores ante la ola de frío, algo que se ha producido este miércoles.

Publicidad

«Sabemos que los reconectadores tienen mucha más capacidad de la que demandan. Llega el invierno y se incrementa el consumo un 50% y la línea se viene abajo«, ha denunciado el presidente de la Asociación de Vecinos del sector V, Ángel García Sánchez.

Este vecino se queja de que con la instalación de estos reconectadores automáticos se está «intentando monotorizar el consumo» cuando en este sector de la Cañada no se da el problema de plantaciones de marihuana. «Nos preguntamos si estos aparatos que hacen que se corte el suministro son necesarios por normativa y por qué solo están instalados en los sectores V y VI», ha criticado.

Por su parte, fuentes de Naturgy han explicado que «en ningún momento» han cortado ni limitado la potencia en el sector V de la Cañada, sino que lo que ocurre es que «saltan las protecciones de la red al haber un consumo sobredimensionado». Además, han recordado que no tienen «ni un cliente legal» en este sector.

Publicidad

El sector VI sigue por ahora sin suministro eléctrico y afronta un nuevo invierno con esta situación. Mientras tanto, la batalla judicial sigue en los tribunales y los realojos se producen a cuenta gotas.

Vecinos de los sectores V y VI de la Cañada Real Galiana se manifiestan frente a la Asamblea de Madrid Marta Fernández / Europa Press

Batalla judicial

El pasado 27 de octubre, los vecinos del sector VI presentaron una solicitud de contratos a UFD. En su respuesta, la compañía precisa que UFD está «en disposición de atender todas las peticiones de conexión a su red de distribución que vayan acompañadas de la documentación que exige la legislación».

En este sentido, la compañía asegura que está «plenamente implicada en colaborar en la resolución del problema, siempre dentro de sus limitadas competencias y del estricto cumplimiento de la legalidad vigente».

Publicidad

En el ámbito judicial, el juez que investiga los cortes de suministro de luz designó a finales de verano un perito judicial independiente para la realización de un informe que contrastara la versión aportada por la compañía eléctrica Naturgy.

El proceso penal enfrenta a más de 4.000 afectados por la falta de suministro eléctrico contra Naturgy y la Comunidad de Madrid. El Gobierno regional vincula los cortes al conflicto relacionado con los cultivos de marihuana. En el sector V el servicio se restableció en enero tras la desconexión de varios puntos sospechosos de alojar plantaciones de marihuana.

El Pacto Regional por la Cañada Real Galiana firmado en 2017, fruto del acuerdo de todas las fuerzas políticas presentes en la Asamblea de Madrid, marca una hoja de ruta para la solución de este enclave chabolista –con medidas como realojos o renaturalizaciones– y en él están presentes tanto la Delegación del Gobierno como la Comunidad y los ayuntamientos afectados –Madrid, Coslada y Rivas–.

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, propuso en octubre, en una reunión mantenida con la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, realojar a todas las familias de la Cañada en un plazo de tres años, a través de un presupuesto de 200 millones de euros entre todas las administraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.