El sindicato de Enfermería Satse Madrid ha denunciado ante el Juzgado Contencioso-Administrativo la resolución de la Consejería de Sanidad sobre la reordenación de profesionales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) afectados por el cierre de los antiguos Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y Servicios de Atención Rural (SAR) y ha reclamado medidas cautelares para que se suspenda judicialmente todo el proceso.

La Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del Sermas aprobó el pasado 28 de diciembre la orden por la que se procede a la reordenación de efectivos afectados por el cierre de estos centros y la apertura de los nuevos centros de continuidad asistencial para la atención urgente extrahospitalaria.

En concreto, contempla el cierre de los 37 antiguos SUAP y 40 SAR que funcionaban antes de la pandemia y su sustitución por los nuevos puntos de atención urgente extrahospitalaria bajo la denominación de Puntos de Atención Continuada (PAC). Según este modelo, 49 centros contarán con equipación completa de médico, enfermera y celador y los 29 restantes únicamente tendrán equipo de Enfermería y celador.

Ahora, el sindicato de Enfermería ha explicado que lleva esta resolución ante los tribunales «al no haber existido negociación» previa y por considerar que se dañan derechos fundamentales «al vulnerarse el principio de igualdad y de no discriminación en el acceso a la función pública». Esta situación ha llevado a los sindicatos a convocar varias jornadas de huelga.

La organización sindical reclama medidas cautelares para que se suspenda judicialmente «todo el proceso» al vulnerarse, entre otros temas, «el derecho a la libertad sindical» al no negociarse, por ejemplo, «las condiciones laborales de los profesionales, incluidas sus retribuciones».

Carteles de protesta en un centro de Urgencias de Getafe (Foto: D.G.C.)

«Tanto la norma como los propios tribunales de Justicia establecen requisitos muy claros para que pueda hablarse del desarrollo de un verdadero proceso de negociación» que, en este caso, Satse Madrid considera que no se han producido.

De igual forma, entiende que se han cerrado centros (SAR y SUAP) abriéndose otros, los PAC «que, presumiblemente, tendrán un determinado ámbito funcional, jornada distinta y retribuciones diferentes a las que tenían asignados los profesionales de los SAR y SUAP, incumpliéndose, además, tal y como se comprometió la Consejería de Sanidad a que todos los centros, los 78, iban a estar dotados con personal de enfermería, médico y celador».

Recurso de alzada por irregularidades

El sindicato también ha presentado un recurso de alzada ordinario contra la resolución de este procedimiento en el que solicita, de igual manera, la nulidad del proceso en base a «las numerosas irregularidades que se han ido produciendo durante este proceso de reordenación».

Los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad ya han anticipado su intención de impugnar la resolución de la Consejería de Sanidad, para lo cual tienen plazo hasta el próximo 28 de enero.

En la instrucción de la Consejería de Sanidad se alude a una «previa negociación en la Mesa Sectorial de Sanidad (donde están representados los sindicatos CC.OO., UGT, Amyts, Satse y CSIT Unión Profesional), algo que rechazan los sindicatos.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.