Los médicos y pediatras del sindicato Amyts han pasado su primera noche encerrados en la sede de la consejería de Sanidad para reclamar medidas que mejoren sus condiciones laborales, un encierro que comenzó tras la última reunión fallida con los responsables de Sanidad para intentar levantar la huelga indefinida.

A las 00:00 horas, los médicos aseguraban que nadie de la Comunidad había atendido su reclamación para retomar las negociaciones y anunciaban que pasarían la noche en las instalaciones, en sillas con reposabrazos para dormir o en el suelo. «Es lo que hay», aseguraban.

«No nos sentimos encerrados, nos sentimos en una reunión en la que queremos, como comité de huelga, que venga alguien que pueda tomar decisión y escuchar la situación de los Médicos de Familia y de Pediatría y por tanto de la Atención Primaria y de los usuarios de la Sanidad», explicaba Ángela Hernández, secretaria general del sindicato Amyts, convocante de la huelga para casi 5.000 médicos y pediatras de este primer nivel asistencial en la región.

Los diez miembros del comité de huelga que se han encerrado en el inmueble de la Consejería de Sanidad advertían, además, de que aguantarán «el tiempo que haga falta» hasta que se atiendan sus demandas.

Paralelamente, decenas de centros de salud de la capital y de la región se han sumado al encierro con movilizaciones de apoyo, con vigilias con velas.

En el centro de General Ricardos, varios facultativos han decidido pasar también la noche «encerrados para salvar la Atención Primaria».

Agencia de Contratación Sanitaria

Mientras, a última hora del día, los Grupos parlamentarios PP y Vox aprobaban, en el Pleno de la Asamblea, la creación de una Agencia de Contratación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, adscrita al Sermas.

La creación de esta Agencia, muy criticada por los grupos de izquierda, se enmarca en la aprobación de la Ley de medidas urgentes para impulsar la actividad económica y la modernización de la Administración de la región, conocida como ‘Ley Ómnibus’, que modifica 50 textos normativos, con duras críticas de la izquierda.

Una furgoneta de la Policía Nacional frente a la sede de la Dirección General de Recursos Humanos (Foto: Ep)

Críticas a la Ley

En el debate parlamentario, el diputado de Unidas Podemos Tito Morano ha sostenido que esta ley «sostiene el modelo del PP y de su apéndice parlamentario Vox» y va a condicionar los futuros gobiernos de la Comunidad. Ante los problemas de la autonomía, según el parlamentario, el Gobierno del PP solo propone «fomentar la construcción y la especulación inmobiliaria».

«Los ladrillos ni curan, ni educan, ni se comen», ha remarcado, al tiempo que ha subrayado que esta normativa demuestra que «no hay proyecto de región por parte del PP» sino que lo único que hay es «un plan de negocio». A su parecer, este texto es «un esperpento».

A continuación, el diputado del PSOE José Luis García ha reconocido que no les gusta esta normativa porque se trata de «una burla» para la ciudadanía, es «opaca», una «trampa» y un «cajón desastre». Así, ha recordado que, tras su aprobación, no descartan acudir a los tribunales. como ya anunciaron cuando se registró la Ley. «Es un mal Proyecto de Ley. No se moderniza la administración cuando suprimen el informe que tienen que hacer la comisión de policías locales e imponen de forma injustificada régimen multidisciplinario a los agentes forestales», ha especificado.

En su turno de intervención, la diputada de Más Madrid Tania Sánchez ha tachado de «despropósito general» la tramitación y debate de la Ley, que se presentó «con muchísima urgencia» hace ya un año. También la ha calificado de «chapuza» y ha defendido que no hay «ni una sola medida» de la que se vaya a beneficiar un madrileño sino «solo los más fuertes» por la desregularización.

Por su parte, el diputado de Vox Pablo Gutiérrez de Cabiedes ha puesto en valor la «negociación larga, profunda y compleja» entre Vox y PP para esta ley, que derivó en un «acuerdo global» que entiende que es un «ejemplo» de cómo «se debería funcionar» entre ambos partidos.

Por último, el diputado del PP José Virgilio ha defendido que esta normativa «esta hecha par los madrileños del siglo XXI» y que agilizará los trámites, además de ayudar a los jóvenes a tener una vivienda digna. «Está hecha para una sociedad madrileña dinámica y se les facilite un marco que no les limite su progreso», ha expuesto, para a continuación afear «los clichés» de la izquierda.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.