Publicidad

El sector del taxi ha vuelto a salir a la calle este miércoles en contra de la modificación de la Ley de Transportes aprobada por el Consejo de Gobierno para regular la situación de los Vehículos de Transporte con Conductores (VTC) y, para escenificar su malestar, han simulado ser costaleros portando un paso compuesto por una montaña de billetes con la cara de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la que se le acusa de «venderse» al sector de los VTC.

Al tiempo, ha sonado de fondo la ranchera ‘El Rey’ como hilo musical. Mientras, en la pancarta principal se ha podido leer ‘Por el cumplimiento de la Ley 1 VTC/ 30 taxis’.

Publicidad

La Asamblea de Madrid votará mañana la regulación de los VTC y que, a juicio de los manifestantes, busca «a medio plazo acabar con el taxi».

Así lo ha expresado el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, quien ha cargado contra el Gobierno autonómico por tramitar esta modificación por «lectura única», imposibilitando al resto de grupos políticos aportar y componer «un texto más o menos consensuado».

Esta norma viene a hacer frente a la exigencia del conocido como ‘Decreto Ábalos’, aprobado en 2018, que fijaba que los VTC no podrían ejercer su actividad a partir de octubre de 2022 si las autonomías no los regulaban.

Para la FPTM, convocante del acto, esta norma es un «traje a medida para cuatro oportunistas» que cuentan con «miles de autorizaciones» de VTC que están dando un servicio «como si el taxi se tratara» pero sin sus «obligaciones e instrucciones». «Si pretenden que se puedan convivir, deben diferenciarse», ha recalcado.

Cumplimiento de la Ley

A las 10:00 horas, la caravana de taxis llegaba ya a la Plaza de Cibeles procedente de Neptuno y arrancaban su marcha hacia la puerta del sol precedidos por los cuatro ‘costaleros’.

«No se entiende cómo puede haber 9.000 coches negros en Madrid contaminando sin regulación (…) Están intentando sacar esta norma, que es una aberración para acabar con el taxi a medio plazo», ha insistido Sanz.

Varias personas sujetan una pancarta en la que se lee: ‘Por el cumplimiento de la ley 1 VTC/ 30 taxis, no + VTC’ (Foto: C.de Luca/Ep)

Asimismo, ha rechazado que lo importante sea la negociación del reglamento autonómico del taxi -como ha sostenido esta mañana el consejero de Transportes, David Pérez- y a reclamado que se negocien las dos cosas de forma «paralela». Ha recordado, además, que la Justicia tumbó el último reglamento autonómico del taxi de la Comunidad de Madrid aprobado en 2019.

«No querremos coches negros sin garantía para el usuario. El taxi tiene sus obligaciones, que las leyes se adapten en beneficio de todos y no de unos pocos», ha reclamado Sanz.

Modelos de consenso

Al hilo, ha apuntado que no es una cuestión «partidista» porque en otras autonomías se ha llegado a acuerdos en los que se buscaba una cierta confluencia entre las voluntades de taxi y VTC y ha citado precisamente a dos con un Gobierno ‘popular’: Galicia y Murcia. «Lo primero es tener una voluntad política», ha deslizado.

Reclaman que no se aplique el «embudo» en el que los taxistas tiene la parte estrecha con limitaciones de horarios, tarifas y regulación mientras los VTC pueden «campar a sus anchas».

Desde la FPTM acusan al Ejecutivo regional de «mentir» porque les aseguraron que tendrían «las reuniones que fueran necesarias» pero luego han aprobado este texto «chapucero» y sin «consultar».

«Antes del reglamento hay que hacer la Ley, porque si no, no se puede contemplar lo que no se pone. Esta ley no contempla un régimen sancionador», ha reprochado Sanz quien espera que Vox tumbe mañana la aprobación y la norma siga los cauces normales y se puedan presentar alegaciones. Por último, ha confirmado que seguirán defendiendo sus intereses en jugados y despachos, pero que de momento una huelga está fuera de la mesa.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.