Publicidad

El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha asegurado este miércoles que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, «no está obligada a comparecer y no comparecerá» ante la citación del juzgado de Primera Instancia número 10 de Madrid tras admitir a trámite la demanda de conciliación de CCOO Madrid por unas declaraciones vertidas sobre los profesionales que prestan sus servicios en los centros Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

Según ha señalado Ossorio a preguntas de la prensa, Ayuso no está obligada a asistir al tratarse de una demanda de conciliación, que podría derivar «en un futuro» en una demanda judicial. «Este acto solo tiene por objeto si se retracta de sus afirmaciones, y sus afirmaciones son perfectamente lícitas», ha esgrimido.

Publicidad

En este punto, ha considerado que, en el marco de su cargo, la jefa del Ejecutivo autonómico está «obligada» a denunciar todos los fallos en los servicios públicos, porque, según ha argumentado, así lo exige «el sentido común» y los «ciudadanos». «Estamos obligados a mejorar ese servicio de los ciudadanos», ha precisado.

Ossorio ha asegurado que no le ha llegado aún citación a Ayuso, quien, a su juicio, «no tiene que retractarse absolutamente de nada de lo que dijo». «Si algo falla -ha insistido-, estamos obligados a mejorarlo».

Un joven levanta una pancarta en una movilización de médicos internos residentes (MIR) (Foto: EP)

Denuncia «política»

Por último, ha definido la denuncia de CC OO como «una denuncia política». «La presidenta -ha agregado al respecto- ha recibido innumerables denuncias y demandas, ya van 20, y todas ellas han quedado todas diluidas en la nada. Esto es lo mismo: una demanda política», ha señalado.

Isabel Díaz Ayuso ha sido citada a declarar el próximo 29 de abril, a las 9,30 horas. La demanda de conciliación presentada por el sindicato reclamaba a la mandataria
que se retractara de las declaraciones de desprestigio vertidas contra los y las profesionales que prestan sus servicios en los centros de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).
 Ayuso desacreditó a este colectivo, a través de una emisora de radio con una audiencia de 757.000 oyentes, según CCOO.

Además, según el sindicato, «Sus palabras ponían en entredicho el compromiso y la honestidad de los y las profesionales del primer nivel asistencial de la sanidad pública en Madrid, y con éstas dañó su reputación y alentó conductas violentas entre usuarios y usuarias». «Las dudas las trasladó la presidenta de la Comunidad de Madrid a la opinión pública, en el pico de la sexta ola de la pandemia, y cuando los centros de salud estaban colapsados y desbordados por la crecida exponencial de contagios», agrega el sindicato.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.