Publicidad

El Gobierno central y los autónomos esperan cerrar esta semana el acuerdo sobre el nuevo régimen de cotización por rendimientos netos, que comenzaron a negociar en enero y que forma parte de los compromisos contraídos por el Ejecutivo con Bruselas para el primer semestre del año.

La última propuesta presentada por el Ejecutivo, con la que la mayoría de las partes se mostró conforme, consta de 15 tramos de cotización por rendimientos netos para 2023, 2024 y 2025. El nuevo sistema comenzaría el próximo año con una cuota de 245 euros para los autónomos con rendimientos netos inferiores a 670 euros, hasta llegar a los 500 euros de cuota para aquellos con ingresos netos por encima de 6.000 euros mensuales.

Publicidad

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y los interlocutores sociales han necesitado medio año para acercar posiciones desde la primera reunión, celebrada en enero, en la que la cartera de José Luis Escrivá planteó un sistema flexible de 13 tramos que iban desde menos de 600 euros al mes hasta más de 4.050, y las posibilidad de cambiar de tramo hasta seis veces al año.

Tras medio año de intercambio de propuestas, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, aseguró a comienzos de semana que el preacuerdo «estaba muy cercano», ya que cumplía con la mayoría de sus exigencias, como la gradualidad de las cuotas desde 2023 hasta 2025.

«Evidentemente, creo que va a ser esta semana. O hay acuerdo o no hay acuerdo. Con las negociaciones tan avanzadas, lo que estamos esperando es el texto final, que espero que podamos tenerlo hoy para poder valorarlo», dijo Amor a los medios este martes en el Curso de Verano de ATA.

Sin embargo, el propio Amor advirtió el viernes de que no habían recibido todavía ningún texto definitivo por parte del Gobierno, y alertó de que los comités ejecutivos de ATA, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) no podrían dar el visto bueno al acuerdo en sus comités ejecutivos, convocados para el lunes 4 de julio, si no recibían antes el documento.

El presidente de ATA también deslizó el viernes que el Gobierno pretende llevar el acuerdo al Consejo de Ministros del martes 5 de julio. Fuentes del Ministerio de Escrivá consultadas por Europa Press evitaron dar fechas e insistieron en que «lo importante es cerrar el acuerdo».

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá (Foto: M.J.López / Ep).

15 tramos graduales en tres años

El planteamiento del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones cuenta con 15 tramos y comenzaría a aplicarse en 2023 con una cuota de 245 euros para los autónomos con rendimientos netos inferiores a 670 euros hasta los 500 euros de cuota para aquellos trabajadores por cuenta propia con ingresos netos por encima de 6.000 euros mensuales.

En 2024, esa cuota de 245 euros se rebajaría a 237, mientras que en 2025 quedaría en 230 euros. En el caso de los autónomos con ingresos por encima de los 6.000 euros, la cuota en 2024 sería de 530 euros, para pasar un año después a los 590 euros.

Así, la propuesta del Ministerio de José Luis Escrivá contempla una rebaja de cotizaciones para las rentas más bajas, según avancen los años hasta el 2025, y un aumento progresivo de las cuotas de las rentas más elevadas.

Los cuatro primeros tramos, aquellos que van desde rendimientos netos inferiores a 670 euros hasta menos de 1.300 euros, verán una reducción en sus cuotas entre 2023 y 2025, de entre 15 euros, en el caso del primer tramo, hasta 1 euro, en el cuarto tramo.

Los tramos 5 y 6, para aquellos trabajadores por cuenta propia que ingresen entre 1.300 euros y menos de 1.500 euros, y entre 1.500 euros y menos de 1.700 euros, respectivamente, mantendrán a lo largo de los tres años una cuota de 294 euros.

A partir del tramo 7, para los autónomos que ganen más de 1.700 euros en adelante, la propuesta de la Seguridad Social contempla subidas en la cuotas hasta 2025.

De esta forma, un autónomo que tenga unos rendimientos netos de entre 1.700 euros y menos de 1.850 euros, en el tramo siete, pagará una cuota de 310 euros en 2023, que subirá a 320 euros en 2024 y terminará en 350 euros en 2025.

La subida para los tramos del 7 al 15 oscilará entre los 40 euros y los 110 euros. Los tramos en los que más sube la cuota a lo largo de esos tres años son el 13 y el 14. En el tramo 13, para los autónomos con rendimientos netos por encima de 3.620 euros e inferiores a 4.050, la cuota arranca en 2023 en 390 euros, pasa a 400 euros en 2024 y se sitúa en 490 euros en 2025, 100 euros más en total.

Para el tramo 14, con ingresos por encima de 4.050 euros e inferiores a 6.000 euros mensuales, la reforma del régimen de cotización arranca con una cuota de 420 euros en 2023, sigue con 445 euros en 2024 y termina en 530 euros en 2025, 110 euros más en tres años.

El nuevo sistema de cotización a la Seguridad Social aparece recogido dentro del Componente 30 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliciencia (PRTR) y cumple con la recomendación 5 del Pacto de Toledo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.