Publicidad

Ryanair espera una «mínima» interrupción, «si es que hay alguna», en su operativa programada para este invierno, tras la extensión de la huelga por parte de USO y Sitcpla desde el próximo 8 de agosto y hasta el 7 de enero de 2023, ambos incluidos.

En un comunicado, la aerolínea ha asegurado que las recientes huelgas han tenido «un escaso apoyo y un efecto mínimo», ya que la compañía aérea ha operado más de 45.000 vuelos a/desde España en los últimos tres meses con menos del 1% de afectados por la protesta de la tripulación.

Publicidad

Este jueves finaliza la convocatoria de la huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) españoles de Ryanair, que ha constado de un total de doce jornadas.

Además, Ryanair ha anunciado que ha llegado recientemente a un acuerdo con CCOO sobre los salarios, rosters (cuatro días en activo seguidos de tres jornadas libres) y los complementos de sus tripulantes de cabina españoles.

Jornadas de 24 horas, la nueva huelga

La nueva huelga consta de jornadas de paros de 24 horas, de lunes a jueves, semanalmente. Los sindicatos señalan que Ryanair «no ha mostrado el más mínimo intento de acercamiento» con ellos, sino que «ha manifestado públicamente su negativa a entablar cualquier diálogo con los representantes elegidos por sus tripulantes», según han indicado en una nota de prensa.

Por ello, se han visto «obligados» a continuar con la huelga y convocar nuevas jornadas. Esta nueva convocatoria de huelga en Ryanair responde a las reivindicaciones de los trabajadores sobre la aplicación de los mínimos estatutarios de la legislación española en materia laboral y sindical a todos los tripulantes de cabina que prestan sus servicios en los aviones de Ryanair y en las diez bases españolas.

Además, reclaman la readmisión inmediata de los once trabajadores despedidos durante las anteriores convocatorias de los meses de junio y julio por secundar la huelga, considerada un derecho constitucional. Y exigen la paralización y archivo de todos los expedientes sancionadores abiertos a aproximadamente unos 100 trabajadores con motivo de los paros anteriores.

Cinco retrasos en el día de ayer

La huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) españoles de Ryanair ha comenzado este jueves con un total de 25 retrasos –cinco de ellos en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas– y ningún vuelo cancelado, según han informado los sindicatos convocantes.

Hasta las 9 horas la huelga ha provocado un total de 25 retrasos (8 en operaciones de salidas y 12 en llegadas). El aeródromo más afectado es el de Barcelona con un total de 8 demoras (3 en salidas y 5 en llegadas). También han registrado a primera hora del día retrasos los aeropuertos de Madrid (5), Ibiza (4), Sevilla (3), Palma y Alicante (2 cada uno) y Málaga (1).

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.