Publicidad

La Fiscalía ha avisado de que la plantilla de Anticorrupción «es a todas luces insuficiente» para afrontar la carga de trabajo del departamento, que ha sufrido un «notable incremento» en el pasado año registrando un total de 1.291 denuncias respecto a las 1.069 que recibieron en el 2020.

Así consta en el apartado correspondiente a la Fiscalía Anticorrupción de la Memoria de la Fiscalía de 2021, que ha sido presentada este miércoles durante la apertura del año judicial.

Publicidad

El citado documento pone el foco en la insuficiencia de funcionarios existente en Anticorrupción explicando que no se ha «acompasado el nombramiento de funcionarios al incremento del número de fiscales y miembros de las Unidades de Apoyo» de la Fiscalía.

La Memoria no solo señala la escasez de funcionarios, sino que además explica que «sería deseable la creación de nuevas Unidades de Apoyo a la Fiscalía Anticorrupción en diversas materias, entre ellas las contables y financieras, especialidades que han ganado importancia cuantitativa y cualitativa en el trabajo» del departamento.

Pese a ello, la Memoria destaca la labor de todos los integrantes de Anticorrupción, desde los fiscales hasta los propios funcionarios, que «constituyen ese capital humano que con su profesionalidad y cualificación representa el principal activo de esta Fiscalía Especial».

Tramas

En el campo de la corrupción, la Fiscalía destaca el ‘caso Gürtel’, el conocido como ‘caso 3%’, la ‘Operación Púnica’, el ‘caso Lezo’, el ‘caso Pretoria’ o la macrocausa ‘Tándem’, compuesta por más de una treintena de piezas relativas a los supuestos trabajos privados realizados por el comisario José Manuel Villarejo.

Publicidad
Juicio. Fotografía EP

Relacionado con la criminalidad organizada, Anticorrupción ha puesto el foco en la ‘operación Casablanca’, que se centra en los supuestos delitos cometidos por una banda dedicada a la extorsión, las amenazas o la prostitución. A modo de ejemplo, en el ‘asunto Polverino’ la Fiscalía investiga asuntos relativos con la camorra napolitana.

Anticorrupción, que afronta todos estos asuntos en la sede ubicada en la madrileña calle Manuel Silvela desde el año 2011, también llama la atención precisamente sobre su cuartel general, que 2resulta insuficiente para albergar adecuadamente a los distintos departamentos que la componen, así como al personal integrante de los mismos».

Publicidad

Y es que, señalan, «el incremento en los últimos años de la actividad desplegada, así como el aumento significativo de la plantilla de la Fiscalía ha supuesto un problema para la ubicación de todos ellos, resuelto en parte, aunque de forma poco satisfactoria, mediante la utilización conjunta de algunos despachos por dos fiscales», lo que «quiebra esa inicial y deseable situación en la que cada fiscal disponía de su propio despacho individual».

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.