Publicidad

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha informado este martes de que el teléfono móvil del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, también fue infectado por el sistema ‘Pegasus’ en junio del pasado año del que le fueron sustraídos más de 6 gigas de información. Además, el teléfono del ministro de Agricultura, Luis Planas, también sufrió un intento de ataque, pero fue fallido.

Así lo ha explicado este mediodía la Portavoz del Ejecutivo, quien ha precisado que el Centro de Ciberseguridad Nacional ha revisado todos los terminales de los miembros del Consejo de Ministro.

Publicidad

Según han precisado fuentes del Gobierno, el terminal de Grande- Marlaska sufrió dos ataques en el mes de junio de 2021. En el primero de ellos le fueron sustraídos 4 megas y en el segundo un volumen mucho más importante de información, 6,3 gigas.

El volumen de datos sustraídos al ministro del Interior es el más elevado de los conocidos hasta ahora, dado que a Sánchez le robaron 2,6 gigas y a la ministra de Defensa solo 9 megas.

El resultado de este análisis es el hallazgo de la infección en tres teléfonos del Gobierno, los del presidente Pedro Sánchez, la ministra Margarita Robles, de los que ya informó el Ejecutivo y el del titular de Interior.

Este último resultó infectado en junio de 2021, al igual que el de la ministra Margarita Robles, mientras que el de Pedro Sánchez sufrió dos ataques, uno entre los días 17 y 18 de mayo y otro en junio.

Intento en el móvil del ministro de Agricultura

El análisis de los terminales también ha podido determinar un intento de infección del teléfono del ministro de Agricultura, Luis Planas, que resultó fallido, y también se produjo en el mes de junio del pasado año.

La ministra de Defensa, Margarita Robles (Foto: A.M.Vélez/Ep)

En el resto de los terminales de los ministros «no existen infecciones compatibles con Pegasus», según Isabel Rodríguez, quien ha adelantado que el Gobierno pondrá en conocimiento de la Justicia el informe para ampliar denuncia que ya interpuso en la Audiencia Nacional por la infección de los móviles de Sánchez y Robles.

Destituciones en el CNI

La crisis del espionaje -incluido el sufrido por los independentistas catalanes- se ha saldado este martes con la destitución por parte del Ejecutivo de Sánchez de la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, quien será sustituida por la hasta ahora secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, mano derecha de la ministra Margarita Robles.

Paz Esteban compareció en el Congreso ante la Comisión de Gastos Reservados, donde, pese a celebrarse a puerta cerrada, trascendió que justificó el espionaje por parte del CNI a 18 independentistas, entre ellos el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, aportando las autorizaciones judiciales concedidas por el juez de enlace del Tribunal Supremo.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.