Publicidad

La Policía Nacional ha identificado a 20.840 personas, ha detenido a 189, ha intervenido 100 armas y ha levantado 766 actas de droga en el plan de actuación contra las bandas juveniles violentas puesto en marcha el 10 de febrero, tras los dos asesinatos cometidos cinco días antes relacionados con pandilleros.

En los primeros veinte días, la Policía identifico a 11.725 personas, detuvo a 120, incautó 60 armas -navajas, cuchillos, machetes, palos, bates o puños metálicos, ninguna de ellas de fuego-, y levantó 463 actas por tenencia de droga. En los siguientes 25 días, hasta el 27 de marzo incluido, el ritmo ha intervenciones ha bajado pero sigue siendo alto (9.115 identificados, 69 arrestados, 40 armas y 303 actas de drogas).

Publicidad

Tras estas primeras fases de plan, «se mantendrá de forma permanente hasta que cese la actividad de estos grupos violentos» y se seguirá haciendo un seguimiento y una evaluación periódica del mismo, para incorporar los ajustes que sean necesarios, han insistido desde el departamento que dirige Mercedes González.

El despliegue proyectado inicialmente, a principios de marzo quedaron fuera los distritos madrileños de Hortaleza y Fuencarral-El Pardo y entra Alcorcón. Además, el operativo se desarrolla en los distritos madrileños de Carabanchel, Latina, Puente de Vallecas, Usera, Villaverde, Centro, Arganzuela, Ciudad Lineal, San Blas y en el municipio de Parla. No ha habido nuevos cambios.

Dos agentes de la Guardia Civil cachean a dos jóvenes en un control para prevenir la violencia entre bandas juveniles (Foto: A.Martínez Vélez/Ep)

Estas son las zonas donde la Policía ha detectado a jóvenes miembros de estas bandas y donde hay una mayor incidencia delincuencial y es allí donde se actúa especialmente, además de en los medios de transporte público, como el Metro o Cercanías de Renfe, y en las zonas de ocio.

Comisarías

Un total de 514 efectivos de la Policía Nacional componen este dispositivo especial en el que intervienen agentes de las Comisarías de los distritos municipales afectados, además de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), Sección Móvil, Caballería, Grupos de Atención al Ciudadano y las Brigadas de Información, Seguridad Ciudadana, Policía Judicial, Extranjería y Fronteras.

Junto al despliegue de Policía Nacional, a mediados de febrero, un total de 500 guardias civiles se desplegaron en un plan preventivo contra las bandas juveniles violentes en nueve localidades cercanas a la capital: Arganda del Rey, Las Rozas, Humanes, Torrelodones, Valdemoro, Galapagar, Ciempozuelos, Paracuellos de Jarama y Collado Villalba.

Fue el del Instituto Armando un dispositivo más preventivo que reactivo y, por tanto, distinto al que se puso en marcha en la capital y en Parla. Así, la Guardia Civil intensificó su actuación y presencia en zonas de aglomeración de jóvenes «porque si se actúa y presiona contra las bandas en la capital se irán moviendo a los municipios más cercanos».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.