Publicidad

La Comisión Europea ha acordado este domingo con BioNtech-Pfizer la aceleración de la entrega de su vacuna a los Estados miembros con la incorporación de 20 millones de dosis adicionales en el primer trimestre el año que viene: cinco millones en enero, cinco millones en febrero y diez millones en marzo.

Estas dosis se suman a las 195 millones de dosis ya programadas, lo que elevará el número total de envíos en el primer trimestre a 215 millones, después de que el pasado jueves la Comisión también acordara con Moderna la entrega de dosis adicionales en el primer trimestre de 2022.

Publicidad
Publicidad

«En vista del deterioro de la situación epidemiológica en la Unión Europea durante los últimos meses, la vacunación completa y el despliegue de refuerzos siguen siendo una de las principales prioridades sanitarias de la UE», ha indicado la Comisión en el comunicado de este domingo.

La Comisión y los Estados miembros también han activado una primera opción para pedir más de 200 millones de dosis, en el marco del tercer contrato con BioNTech-Pfizer, que cubrirá las vacunas adaptadas a la variante ómicron, en caso de que estén disponibles.

«Con esta orden, la UE se está preparando en caso de que se necesiten vacunas adaptadas a partir del segundo trimestre de 2022», que se sumarán a las 450 millones de dosis ya previstas para 2022 en base al acuerdo ya firmado y que elevan el total de dosis para el año que viene a 650 millones.

Test de antígenos

Por otro lado, la Comunidad de Madrid es la única, junto con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que realiza más pruebas diagnósticas de tests de antígenos que PCR, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, entre el 5 y el 15 de diciembre.

Un sanitario muestra el resultado de un test de antígenos (Foto: EP)

En concreto, la Comunidad de Madrid ha realizado durante este periodo de tiempo 60.796 test de antígenos frente a 55.094 PCR, siendo así la única autonomía que realiza más pruebas antígenos que PCR.

Publicidad

El estudio ha sido realizado por el proveedor de servicios de diagnóstico médico en Europa SYNLAB. En el se han comparado las pruebas PCR y test rápidos de antígenos, destacando la baja sensibilidad de estos últimos cuando se utilizan para examinar a personas asintomáticas que son portadoras del virus y las que no se encuentran infectadas.

El estudio médico, denominado ‘Safe at work’, se realizó sobre más de 20.000 personas que no refirieron ningún síntoma con el objetivo de detectar el SARS-CoV-2. Los resultados segmentados confirmaron que casi el 40% de los casos que dieron positivo en la prueba de SARS-CoV-2 con PCR podrían haberse pasado por alto al utilizar las pruebas rápidas de antígenos.

Asimismo, Ceuta y Melilla hacen más antígenos que PCR. Concretamente, en Ceuta se han realizado 2.942 test de antígenos frente a 563 PCR y, en Melilla, se han hecho 1.123 test de antígenos y 732 PCR. El resto de Comunidades Autónomas duplican y triplican el número de PCR sobre la cifra de antígenos.

Publicidad

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.