Alba Leo portavoz de Podemos Getafe y Secretaria de Gopbierno del Cambio de Podemos Comunidad de Madrid escribe este artículo de opinión para Noticias para Municipios hablando sobre las próximas elecciones a la Comunidad de Madrid

OPINIÓN / 17 MARZO 2021 / Hace solo dos años, meses antes de las elecciones autonómicas y municipales de 2019, todas las encuestas ponían en evidencia que existía una posibilidad de cambio real a veinticinco años de gobiernos del Partido Popular en la Comunidad de Madrid.

Eran la consecuencia de la corrupción de la Púnica, Gürtel, Lezo o Waiter Music (por poner solo unos ejemplos), que demostraron el saqueo de lo público de los gobiernos de Gallardón, Esperanza Aguirre, Ignacio Gonzalez y Cristina Cifuentes. Todo ello sumado a un aumento de la desigualdad en la región con mayor renta per cápita de todo el país y el profundo deterioro de los servicios públicos fundamentales como la Sanidad y la Educación en toda la región.

 La ruptura del espacio del cambio motivada por la salida de Íñigo Errejón de Podemos para crear un nuevo partido y el ascenso mediático de Ciudadanos, aquel partido promovido por los grandes poderes del IBEX para crear “un Podemos de derechas”, fueron el salvavidas perfecto para mantener al partido más corrupto de Europa al frente del gobierno de la Comunidad de Madrid. No podemos cometer los mismos errores.

 La convocatoria electoral del 4 de mayo nos va a dar una nueva oportunidad para que las fuerzas progresistas recuperemos la Puerta del Sol. Ojo, porque puede ser la última y no podemos fallar. No podemos hacerlo por nuestros mayores, a quienes los protocolos del gobierno de Ayuso impidieron salir de las residencias para acudir a los Hospitales por la falta de recursos en la sanidad pública madrileña.

 No podemos hacerlo por nuestros hijos e hijas, que tienen derecho a una educación pública gratuita y de calidad en todos los periodos de su desarrollo educativo. Ni podemos permitir que escuelas infantiles públicas como la del barrio de Buenavista tengan que ser gestionadas por las empresas constructoras que, “casualmente”, entregaban sobres a los dirigentes del Partido Popular de Madrid y financiaban sus campañas como ha quedado demostrado en sede judicial.

 No podemos hacerlo por nuestra Sanidad. La pandemia nos ha demostrado que invertir en salud es hacerlo en la economía. Tenemos que reforzar la atención primaria y conceder a quienes se han jugado la vida por nosotros y nosotras unas condiciones laborales dignas.

Publicidad

 No podemos hacerlo por quienes peor lo están pasando. Hay que acabar con las nefastas políticas sociales de la derecha que han dejado en Madrid a miles de personas sin la renta mínima de inserción para hacer “negacionismo social”, evitando compatibilizar este ingreso regional con el ingreso mínimo vital como han realizado otras regiones.

 No podemos hacerlo por nuestra salud, porque la contaminación mata a miles de madrileños aunque Diaz Ayuso lo niegue.

 No podemos hacerlo por quienes más ayudas necesitan para acabar con el expolio fiscal madrileño, que permite que aquellos que disponen de patrimonios superiores a dos millones y medio de euros no paguen impuestos.

Publicidad

 Esta vez no podemos fallar a todos los madrileños y madrileñas que creen que el cambio es necesario. Pablo Iglesias ha demostrado, una vez más, que en política se debe anteponer los intereses de la gente ante los propios. Es la hora recuperar la ilusión de cambio para recuperar el Gobierno de la Comunidad de Madrid. ¡Sí, se puede!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *