LEGANÉS / 2 DIC/ OPINIÓN _ Agárrense porque vienen curvas. El clima político en Leganés aumentará en las próximas semanas de forma proporcional al escaso margen de maniobra que la oposición concede al Gobierno local del Partido Popular y la poca cintura política de este Ejecutivo.
  
Un Gobierno leganense en minoría (alguno no se ha enterado aún) que se presentará a las elecciones municipales de 2015 con un balance de gestión de cero o nada. Sin embargo, lo peor está aún por llegar.
 
El siguiente episodio de este desgobierno y una oposición ciega de poder y odio provocará (si algún valiente no lo remedia) que decenas de trabajadores municipales se queden sin empleo. Y es que lo de “los 38” de hace un año puede quedarse en mera anécdota.
 
El Ejecutivo local prepara ya un documento donde, amparándose en informes técnicos y de algún habilitado nacional, anticiparía que una nueva prórroga de los presupuestos municipales conllevaría inevitablemente la reducción del Capítulo 1.
 
Esta disminución en los Gastos de Personal afectaría directamente a todo tipo de retribuciones e indemnizaciones, en dinero y en especie, a satisfacer por el Ayuntamiento  para todo el personal contratado en el Ayuntamiento.
 
Mucho me temo que acabarían pagando el pato los más débiles. Ya vivimos algo parecido hace un año, con el despido de 38 trabajadores municipales interinos. Meses más tarde, el asunto se resolvió. Quizá en 2014 no se corra la misma suerte.
 
Por eso, espero que todos, unos y otros, los que mandan y los que quieren mandar, entiendan que por encima de intereses partidistas, por encima de los comicios municipales de 2015, está el interés general de un municipio que ha perdido una legislatura por obra y gracia de 27 ediles envueltos en cainitas batallas políticas y personales. Esperemos que los vecinos pongan a todos en su sitio ejerciendo el derecho al voto dentro de año y medio.
 
Para cerrar les cuento la penúltima ocurrencia de los que nos representan. Y es que como han vuelto a pegarse con el PP en el asunto de la concesión de medallas de la ciudad (ni en la fiesta de la Constitución se ponen de acuerdo), pues PSOE, ULEG e IU han decidido celebrar un acto alternativo donde impondrán sus propias medallas.
 
La cuchipanda se reunirá en Las Dehesillas dejando a un lado la institución y homenajeando a personas y colectivos que se merecen un acto acorde a sus méritos, no un aplauso en un evento con claros tintes políticos.
 
Claro que peor lo llevará el alcalde, Jesús Gómez, quien presidirá un acto de la Constitución si la tradicional imposición de medallas. Y es que Gómez Ruiz va camino de cargarse todo lo que huela a tradición en este pueblo.
 
Me despido: Un placer contarles cosas.
 
ALBERTO GASCO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.