Publicidad

El alcalde de Leganés, Santiago Llorente (PSOE), ha informado de que la programación cultural en teatros ha quedado suspendida de manera temporal por los impagos a la empresa que da «soporte técnico» a estos eventos.

El regidor ha explicado que la compañía ha planteado «la rescisión del contrato» que mantiene con el Ayuntamiento debido a los problemas que tiene para afrontar el pago de las nóminas a sus trabajadores.

Publicidad

El Ayuntamiento adeuda unos 12 millones de euros a empresas proveedoras de la Administración local, debido sobre todo, al ataque informático en el sistema municipal del pasado 6 de diciembre.

Este mes es clave para cerrar los pagos a proveedores, y con los sistemas informáticos inoperativos no fue posible pagar en tiempo a las empresas. Una vez solventado el ciberataque, el Pleno aprobó recientemente una modificación presupuestaria por importe de 12 millones de euros para abonar estas deudas pendientes.

Según Llorente, «hay empresas con más capacidad financiera para aguantar y otras que, como en este caso de soporte técnico de los teatros, están en dificultades para abordar los pagos a trabajadores». La resolución: la empresa «ha planteado la suspensión del contrato».

El teatro José Monleón de Leganés

El alcalde ha vinculado este empeoramiento de la situación al hecho de que la Federación Local de Asociaciones de Vecinos (FLAV) haya presentado alegaciones a la modificación presupuestaria, porque, según ha subrayado, el expediente para abonar el dinero adeudado se «retrasará entre dos y tres semanas». «La Federación -ha reprochado el regidor- ha conseguido retrasar el pago durante tres semanas perjudicando a las decenas de empresas que trabajan para el municipio, que verán retrasados los pagos».

El Pleno del Ayuntamiento de Leganés aprobó el pasado 31 de marzo, con los votos a favor de PSOE, Cs y Leganemos, una modificación presupuestaria por importe de 18 millones de euros para financiar, entre otros términos, el pago de facturas a empresas tras quedar suspendidos los pagos a finales del año pasado por un ataque informático al Ayuntamiento, el abono de pagos por labores de asfaltado o la habilitación de un centro para desplazados ucranianos.

La concejala de Hacienda, Elena Ayllón, confirmó que el municipio ha cerrado el ejercicio presupuestario de 2021 con un remanente positivo de Tesorería de 66,7 millones de euros. De esta cantidad, según la edil, un total de 11,9 millones se destinará a pagar facturas de 2021 y otros pagos de la cuenta ‘413’ que no se pudieron presentar a finales del pasado año por la «mala suerte» de sufrir un ataque informático (el 6 de diciembre) por el que los autores pidieron un ‘rescate’ económico.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.