Los Castillos de San José de Valderas, un conjunto palaciego edificado en 1917 por el marqués José Sanchiz de Quesada, se han convertido en protagonistas de un nuevo libro: ‘Los Castillos de Valderas: más de 100 años de historia’, donde el Ayuntamiento de Alcorcón ha querido poner en valor este «patrimonio cultural de nuestra ciudad”.

La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés (PSOE), ha presidido este jueves la presentación de esta nueva obra, que trata de recopilar en un único volumen toda la historia de este centenario conjunto de castillos, que datan del año 1917.

El conjunto palaciego comenzó a edificarse en 1916, mezcla el estilo propio de los castillos franceses con el de las mansiones de campo inglesas, destacando los torreones y almenas decorativas y la presencia de ventanales característicos del renacimiento francés, intercalados con ventanas góticas y aleros de ascendencia mudéjar.

Su arquitecto, Luis Sainz de los Terreros, fue una de las grandes figuras del eclecticismo madrileño y es autor de varios importantes edificios de la Gran Vía y otros lugares de la ciudad de Madrid, así como del Instituto Llorente, junto a la carretera del Pardo, que preludia la arquitectura neorrenacentista del periodo autárquico.

Por los castillos de San José de Valderas pasaron a principios del siglo XX el rey Alfonso XIII o el dictador Primo de Rivera, entre otros, hasta que al comienzo de la Guerra Civil se instaló en el castillo principal un cuartel.

Los Castillos de San José de Valderas

A finales de la década de los 60 del siglo pasado, el conjunto fue abandonado y se fue deteriorando hasta llegar a un estado casi ruinoso, por lo que en 1988, el sexto marqués de Valderas, Hipólito Sanchiz y Núñez-Robres, decidió donarlos al Ayuntamiento de Alcorcón, que los reformó y les dio un nuevo uso público.

En la actualidad el castillo grande alberga el Museo de Arte en Vidrio de Alcorcón, el Centro de Apoyo y Encuentro Familiar, y una sala de Mayores; el segundo castillo acoge un centro cultural en el que se desarrollan cursos y talleres de cerámica, joyería o fotografía, y el tercero no se logró recuperar por su deterioro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.