El Teatro Buero Vallejo de Alcorcón acoge este sábado, a las 20.00 horas, ‘Muerte de un viajante’, una obra protagonizada por Imanol Arias, quien estará acompañado en el reparto por Jon Arias, Jorge Basanta, Fran Calvo, Cristina de Inza Virginia Flores y Carlos Serrano.

Imanol Arias encarna a Willy Loman, un viajante de comercio que ha entregado todo su esfuerzo y su carrera profesional a la empresa para la que trabaja. Su único objetivo es darle una vida mejor a su familia, su mujer y sus dos hijos.

Sin embargo, ahora ve cómo su posición en la empresa se tambalea. Sus ventas han caído en picado, lo que provoca que la relación con sus jefes se haga insostenible. Su matrimonio tampoco va bien, y la relación con sus hijos esconde un antiguo secreto que les llena de resentimiento.

Todo ello le lleva a una espiral de depresión y autodestrucción, en la que su único apoyo es su abnegada esposa, la única que parece entenderle. A medida que se complican los acontecimientos y sus sueños se desvanecen, todo se precipita hacia un final trágico al que el vencido viajante parece inexorablemente abocado.

Willy Loman tiene como único objetivo inculcar a sus hijos la ambición por triunfar y progresa en la escala social.

‘El Jefe’, con Eduardo Aldán

El Jefe

Por otro lado, Eduardo Aldán e Israel Criado llegan este viernes 11 de noviembre, a las 20.30 horas, también en el Teatro Buero Vallejo, con el espectáculo de humor ‘El Jefe’, de la compañía del propio Aldán.

Un espectáculo teatral en el que el jefe de una gran empresa de chocolate (Eduardo Aldán), adicto al trabajo y con un ritmo de vida estresante, se ve obligado, por una serie de desafortunadas coincidencias a pasar la noche de fin de año encerrado en su despacho con un empleado al que acaba de despedir. (Israel Criado)

Pese a dirigir una multinacional chocolatera su vida es amarga y no tiene tiempo para dedicarselo a su familia. El encierro con su empleado, que es lo mas opuesto a él, desencadenará todo tipo de situaciones llenas de comedia, pero también de reflexiones que nos haran plantearnos muchas cosas sobre nosotros mismos. Después de esa noche la vida de ambos cambiará para siempre.

Y es posible que la del público asistente también, al descubrirse un gran secreto que puede hacer que seamos todos un poco mas felices. Al menos todos los espectadores se iran a sus casas con un buen vaso de chocolate caliente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.