Publicidad

Un 24% de los jóvenes españoles -casi uno de cada cuatro- dicen tener problemas de salud mental con cierta o mucha frecuencia, lo que supone un incremento de más de hasta 18 puntos porcentuales con respecto a los años anteriores (8,6% en 2021 y 6,2% en 2019), según un estudio realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de FAD con el apoyo de la Fundación Pfizer.

Publicidad

La investigación, titulada ‘Jóvenes en pleno desarrollo y crisis pandémica. Cómo miran al futuro’ y presentada este miércoles en la sede de la FAD, en Madrid, se ha realizado consultando a 1.200 jóvenes de 15 a 29 años durante los meses de febrero y marzo de 2022 y arroja resultados sobre el impacto de la pandemia en la juventud española.

Publicidad

Una de las consecuencias más visibles de la crisis de la Covid-19, según el informe, ha sido el empeoramiento de la salud mental que destaca como uno de los aspectos en los que la pandemia ha impactado más negativamente, junto a la capacidad económica y el acceso al trabajo.

Publicidad

Impacto de la pandemia

Así, el documento revela que el 66,8% de la juventud cree que la crisis del coronavirus ha tenido un impacto negativo en la salud mental de las personas jóvenes. La aparición de pensamientos negativos es el indicador psicológico que más empeora: un 53,3% de los jóvenes encuestados dicen tenerlos, porcentaje que aumenta hasta un 58,3% en el caso de las mujeres. Además, los jóvenes de 20 a 24 años son los que más declaran un aumento de la frecuencia de estos pensamientos.

Los autores del estudio han advertido de que las mujeres ocupan la peor posición en todos los indicadores de tipo psicológico, una «brecha de género» que los autores del estudio achacan a las mayores responsabilidades de cuidado que recaen sobre ellas.

«Los cuidados es una responsabilidad que muchas veces cae sobre las mujeres y una pandemia genera un estrés muy alto en las mujeres que tienen que cuidar a los más pequeños y mayores generado problemáticas mayores», ha explicado la directora técnica de Fundación FAD Juventud, Eulalia Alemany.

En la Comunidad de Madrid el Ejecutivo regional decidió reforzar la red de atención de salud mental en la región con el foco puesto en la población infanto juvenil con la ampliación de «al menos» 240 nuevos profesionales, nuevas unidades de día y equipos de atención a domicilio». Se trata de afrontar el aumento de ingresos de conducta suicida en adolescentes en Madrid, que se incrementaron un 25%.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.