Publicidad

Celaá ha avanzado que, en el caso de que no haya vacuna, habría que compaginar la docencia presencial con la telemática

NACIONAL/ 5 MAYO 2020/ La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha avanzado que las clases tendrán que reducir su número de alumnos a la mitad el próximo curso 2020-2021, con un máximo de 15 por aula, si antes no llega la vacuna contra el coronavirus, por lo que habría que compaginar la docencia presencial con la telemática.

«Es en lo que estamos trabajando para el curso 20-21. Si no hay un remedio, los centros tendrán que estar a la mitad de su capacidad. Esto obliga a que una parte de alumnos estén trabajando presencialmente y otra parte, telemáticamente», ha señalado Celaá en una entrevista al diario ’20 Minutos’.

Esta medida, que Celaá aventura para después de verano, está ya contemplada en el plan de desescalada del Gobierno para la inédita ‘vuelta al cole’ al final de este curso para estudiantes de determinados cursos.

En concreto, en la fase 2 de desescalada, prevista para finales de mayo, se establece que los estudiantes de segundo curso de Bachillerato y cuarto de Secundaria puedan regresar a los institutos a recibir clases de repaso, pero todas las clases que tuvieran más de 15 alumnos tendrán que reducirse a la mitad para mantener una distancia entre pupitres que evite contagios.

Las clases tendrán que reducir su número de alumnos a la mitad el próximo curso 2020-2021

Turnos escalonados

«Si hablamos, por poner una cifra, de tres millones de niños en Primaria, que acuden al colegio acompañados por un adulto, imaginemos el movimiento que se produce. Además, si todos los niños acuden a la vez no podremos salvaguardar la distancia obligada», ha insistido la ministra, deslizando la posibilidad de que se establezcan turnos escalonados para acudir a clase a partir de septiembre.

Celaá ha adelantado también que el próximo curso arrancará con un repaso de los contenidos que correspondían a este tercer trimestre que millones de estudiantes han seguido a distancia desde sus casas por el confinamiento

«Hasta que no tengamos un remedio o una vacuna la única herramienta para combatir al virus es el confinamiento. No podemos poner en riesgo todo lo avanzado», ha concluido Celaá en la entrevista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.