La Dirección General de Tráfico (DGT) ha advertido de que las precipitaciones por nieve con motivo de las inclemencias meteorológicas de esta semana podrían afectar a la circulación no solo de las vías comarcales y locales, sino a autopistas y autovías como la AP-66 León-Asturias, A-67 Cantabria-Palencia, A-52 Orense-Zamora, AP-6/ A-6 Madrid-Segovia, A-1 Madrid-Burgos, A-92 Granada-Guadix, A-92-N Granada-Puerto Lumbreras, A-44 Límite provincia Jaén-Granada y A-3 Cuenca. No obstante, el número de vías que pueden estar afectadas por la nieve variarán según avance el temporal.

En los casos de que la nieve afecte a la circulación de las carreteras, la DGT podrá establecer restricciones a la circulación de vehículos pesados o a otros vehículos que no cuenten con neumáticos de invierno o cadenas; limitar la velocidad de circulación y prohibir adelantamientos; cortes totales preventivos; y seguimiento obligatorio de desvíos alternativos.

Además, el departamento que dirige Pere Navarro ha informado de que están preparados para su funcionamiento los 32 desvíos automatizados y vigilados para el embolsamiento de camiones, para activarlos si fuera necesario.

La DGT aconseja consultar el pronóstico meteorológico y el estado de vialidad en el que se encuentran las vías por las que se va a circular, así como disponer de cadenas por si su utilización fuera necesaria o llevar instalados neumáticos de invierno ante las nevadas previstas durante esta tarde y días posteriores en numerosos puntos de la península.

Bomberos en una actuación en una ciudad de la zona Sur de Madrid (Foto: Archivo)

Según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), las nevadas afectarán principalmente a la Cordillera Cantábrica, Macizo Galaico, Pirineos, Sistema Ibérico, Sistema Central y Meseta tal. La cota de nieve irá bajando según pasen las horas, de los 1.100 metros de este lunes en el tercio occidental, a los 500-600 metros en el norte y nordeste de la península y por debajo de los 800 en el resto de las zonas afectadas.

En cuanto a la circulación, Tráfico recuerda que es imprescindible dejar libre el carril izquierdo para permitir el paso de vehículos de conservación de carreteras y quitanieves; y prestar atención a la señalización en los paneles de mensaje variable y a las indicaciones de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Extremar la precaución cuando se circule por las áreas y vías afectadas por esta previsión, así como disponer de los medios y equipamiento adecuado para transitar en condiciones de seguridad, entre ellas cadenas o neumáticos de invierno; y conocer los colores de la nieve y sus condiciones de circulación son otras de las medidas a adoptar.

Atención a las placas de hielo

Por su lado, Protección Civil aconseja viajar por carretera solo si es imprescindible y, en ese caso, ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo.

Bajo esa circunstancia, la de nevadas, recomienda revisar los neumáticos, anticongelante y frenos. Además, insiste en la importancia de tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas y ropa de abrigo con teléfono móvil y batería de recambio.

En el caso de quedar atrapado en la nieve, Protección Civil argumenta que es aconsejable permanecer en el coche, con la calefacción puesta renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo. Asimismo, Protección Civil informa a quien se quede aislado y necesite ayuda, que no intente resolver la situación de manera unilateral, sino que trate de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.

Inundaciones en la M-40 (Foto: DGT).

Ante lluvias intensas, Protección Civil indica a los conductores que disminuyan la velocidad, extremen las precauciones y no se detengan en zonas por donde pueda discurrir gran cantidad de agua. En caso de tener que viajar, recomienda hacerlo por las principales autovías y autopistas.

Al mismo tiempo, ante la posibilidad de tormentas súbitas y lluvias intensas, Protección Civil insta a tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos, ya que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

En ese sentido, subraya que si empieza a llover de manea torrencial es necesario pensar que existe riesgo de inundación, por lo que aconseja no atravesar con vehículo ni a pie los tramos inundados porque se desconoce lo que puede haber bajo el agua y, por el contrario, localizar los puntos más altos de la zona. En esa situación, pide no intentar salvar el automóvil en medio de una inundación.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.