Publicidad

El rey emérito Juan Carlos I ha llegado este viernes al Club Náutico de Sanxenxo (Pontevedra), donde ha sido recibido por decenas de personas que lo han aclamado con vítores de «¡Viva el rey!» y «¡Viva España!», para seguir la Copa de España de Vela de 6 metros.

Mientras, el portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Felipe Sicilia, ha enmarcado el regreso de Juan Carlos I a España en una decisión «estrictamente personal» que solo compete a Casa Real y no al Gobierno, aunque ha señalado que el rey emérito debe dar «no solo una explicación, sino también una disculpa» a todos los españoles

Publicidad

Juan Carlos ha llegado acompañado de su hija la infanta Elena, en el mismo vehículo en el que llegó este jueves al municipio desde el aeropuerto de Peinador (Vigo), conducido también por su amigo Pedro Campos, el presidente del Club Náutico de la localidad.

Procedente de la vivienda que Campos tiene en Sanxenxo, concretamente en Nanín, y en la que se aloja este fin de semana junto a su hija, el emérito ha bajado del vehículo vestido con ropa deportiva -pantalón color cereza, polo y chaleco blanco- y una gorra, apoyándose en un bastón.

Lo ha acompañado un asistente, en el que se ha apoyado durante los saludos protocolarios, el propio Pedro Campos, y la infanta Elena, vestida también con ropa deportiva blanca, gafas de sol y polo marinero sobre los hombros, con la misma gorra que su padre.

El Rey Juan Carlos y Pedro Campos en una embarcación (Foto: R.Terrel / Ep)

Saludos

Don Juan Carlos ha saludado a medios de comunicación y a las decenas de personas reunidas frente a las puertas del Náutico para darle la bienvenida. Allí, en un photocall, lo ha recibido la Corporación municipal con el regidor, Telmo Martín, a la cabeza; miembros del club; y el presidente del Clúster de Turismo de Galicia, Cesáreo Pardal.

Tras posar frente a los medios gráficos, el monarca ha bromeado con el tiempo, asegurando que no llovía y que, por tanto, no iba a necesitar los zuecos que una periodista gallega le ofreció. En ellos aparecen representados los reyes eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, y la inscripción ’39 años de reinado’.

Dada la euforia generada entre el público con su llegada, Don Juan Carlos se ha acercado a los vecinos, agolpados tras las vallas, para darles la mano y mostrar su agradecimiento por el recibimiento.

Y es que decenas de personas, tanto vecinos como turistas y gran parte portando móviles para inmortalizar el momento, han aclamado a infanta y monarca con vítores de ‘¡Viva el Rey!’ y ‘¡Viva España!’, dándoles además la bienvenida entre sonoros aplausos.

El emérito sí ha permanecido casi una hora en el interior del Club, donde ha sido recibido por parte del equipo, también entre aplausos y vítores.

A su marcha, antes de subirse al coche, se ha dirigido una vez más a medios de comunicación y a la multitud, llevándose la mano al corazón y asintiendo con la cabeza, e incluso se ha estrechado las manos como respuesta a los vítores y las múltiples preguntas sobre su salud y su vuelta a España que han lanzado los periodistas.

La comitiva se ha dirigido entonces al espigón donde permanecía atracado el ‘Bribón’. Aunque los rumores sobre su participación capitaneando la embarcación no han cesado desde que se confirmó su presencia en Sanxenxo, finalmente Don Juan Carlos seguirá la prueba desde la lancha de apoyo.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.