Publicidad

Las grandes fortunas y rentas más altas del país deberán afrontar desde 2023 un nuevo gravamen, según ha anunciado la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, un sistema similar a los impuestos para las empresas energéticas y la banca, en estos momentos en tramitación en el Congreso.

La ministra no ha detallado que fórmula se seguirá, pero sí ha avanzado que la nueva figura impositiva comenzará a aplicarse con toda probabilidad en poco más de tres meses, desde el 1 de enero del próximo año.

Publicidad

«Al igual que ha ocurrido en los impuestos a energéticas y banca -ha remarcado en el Congreso-, trabajaremos en una fórmula temporal y posteriormente las circunstancias dirán si es necesario o no prorrogarlo».

No obstante, el Ministerio estudia la fórmula de aplicarlo, ya que, según ha precisado Montero, los Presupuestos Generales del Estado pueden incluir modificaciones en las figuras tributarias existentes, pero no contemplar la creación de un nuevo tributo.

Vox, sobre el impuesto de las grandes fortunas: Los españoles ya están sufriendo mucho y no están para más esfuerzos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ofrece una rueda de prensa en la sala de prensa del Congreso de los Diputados (Foto: EP)

Uno de los primeros en pronunciarse ha sido el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, que ha rechazado la propuesta. «Los españoles ya están sufriendo mucho y no se les puede pedir más esfuerzos», ha remarcado.

«España no está en un momento para pedir más esfuerzos todavía a los españoles», ha señalado sobre el nuevo gravamen, que ha calificado como «nueva vuelta de tuerca» de la ministra de Hacienda.

Gravamen a eléctricas

En 2023, entrarán en vigor también el gravamen temporal con un tipo del 4,8% a los intereses y las comisiones netas de las entidades financieras con ingresos superiores a los 800 millones de euros, y con un tipo del 1,2% las ventas totales de las energéticas que facturen más de 1.000 millones de euros al año.

Así se recoge en las proposiciones de ley que el Ejecutivo que llevó al Congreso, dando inicio a la tramitación parlamentaria de los nuevos impuestos, temporales y extraordinarios, para las grandes entidades financieras y las grandes empresas energéticas, tanto eléctricas como gasistas y petroleras.

Publicidad

El nuevo gravamen al sector energético estará en vigor durante 2023 y 2024 y buscará recaudar 2.000 millones de euros al año de los beneficios extraordinarios de estas empresas en 2022 y 2023.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.