Los carburantes siguen subiendo en España y encadenan una tercera semana de subidas que sitúan al diésel al borde de la cota de los 2 euros el litro.

De hecho, el precio de este carburante ha sufrido un repunte esta semana del 1,2% con respecto a la anterior, para escalar hasta los 1,972 euros el litro, su precio máximo desde mediados de julio.

Además, el precio medio del litro de diésel en España se mantiene por undécima semana consecutiva por encima del de la gasolina, con una brecha de algo más de 20 céntimos. Respecto a hace un año, en el caso del gasóleo, el precio es casi un 29% superior.

Mientras, el precio medio del litro de gasolina ha subido esta semana un 0,4%, para situarse en los 1,763 euros, su nivel más alto desde principios de septiembre, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

Pese a la subida, ambos carburantes se mantienen lejos de los máximos que tocaron este verano, cuando en julio la gasolina alcanzó los 2,141 euros y el gasóleo los 2,1 euros.

Asimismo, la gasolina se mantiene por debajo de los niveles de antes de la entrada en vigor de la ayuda de 20 céntimos por litro que aprobó el Gobierno a finales de marzo -1,818 euros litro-, aunque en el caso del gasoil supera ese nivel -1,837 euros-.

Una persona pone gasolina en una gasolinera (Foto: Ep)

Con respecto a la misma semana de hace un año, recogiendo la subvención, el precio del litro de gasolina es un 4,4% más caro que hace un año.

Guerra en Ucrania

Estas cifras se registran en un entorno de precios elevados del crudo en el actual contexto, marcado por la guerra en Ucrania. Así, este jueves el barril de Brent, de referencia en Europa, cotizaba casi a 94 dólares, mientras que el Texas americano se intercambiaba en torno a los 88 dólares.

El precio de los carburantes depende de múltiples factores, como su cotización específica (independiente de la del petróleo), la evolución del crudo, los impuestos, el coste de la materia prima y de la logística y los márgenes brutos. Además, la evolución en la cotización del crudo no se traslada directamente a los precios de los carburantes, sino que lo hace con un decalaje temporal.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.