Publicidad

La Fundación Madrina ha asegurado que hay refugiados ucranianos que llegaron a España que ahora están decidiendo regresar a su país o ir a otros estados europeos ante la falta de ayuda económicas del Gobierno.

Según la entidad, «las familias de acogida ya empiezan a notar la presión económica de mantener entre 2 y 5 miembros más, especialmente con la subida de los precios del carburante, de la luz y de la comida», los desplazados están teniendo «problemas» con el idioma, tienen «incertidumbre económica y laboral», y «no soportan vivir permanentemente de la caridad».

Publicidad

«La carencia de recursos económicos para sobrevivir al llegar a España, la no posibilidad de poder vivir autónomamente, está marcando el destino de vuelta de muchas de estas familias», ha advertido la Fundación, antes de señalar que reciben quejas acerca de que el Gobierno de España «no ayuda con lo prometido de la ayuda social, a diferencia de otros países de Europa».

A su juicio, desde el último mes empieza a haber un «cansancio y resentimiento por parte tanto de las familias refugiadas como de las acogedoras por las escasas o nulas medidas» del Ejecutivo para «estabilizar a estas familias ucranianas a corto plazo».

Ayudas «ahora mismo»

En este sentido, han recordado que a estos refugiados se le promete el Ingreso Mínimo vital (IMV) a un año, un futuro en el que, según han indicado, «ya no lo van a necesitar». «Estas familias necesitan la ayuda ahora mismo», han explicado desde la Fundación.

Niños refugiados ucranianos en un comedor en el Hotel Novotel, a 30 de marzo de 2022, en Madrid (Foto: A.Ortega/Ep)

Por otra parte, según han apuntado, hay desplazados que ya están trabajando y quieren su independencia y autonomía, pero, según han indicado, les es «imposible» ya que para alquilar un piso se les exige «contrato indefinido, las 3 últimas nóminas, fianza o dos mensualidades», entre otros requisitos.

«Países como Eslovaquia, Polonia y Alemania dan apoyo económico desde el primer momento, tanto a las familias de refugiados, como a las familias acogedoras. Los ucranianos en estos países no se vuelven a su país, hecho que si se está viendo en España», han advertido desde la entidad.

Peticiones

Es por esto que, desde Fundación Madrina han hecho un llamamiento a la solidaridad «de todos los corazones y de las instituciones», para advertir de que «la guerra está en el momento más cruel y álgido y continuará en los próximos meses» y que es necesaria una «ayuda económica para mantener a todas las familias acogidas y al orfanato».

En concreto, piden ayudas «desde el minuto uno» a familias refugiadas y residentes en España «con una paga mensual que cubra las necesidades básicas hasta que consigan un empleo estable»; apoyo económico mensual a las familias y pueblos que acogen; facilitar el alquiler de vivienda para familias refugiadas, así como de vehículos; y el uso de gratuito permanente para ellas.

Del mismo modo, reclaman que se les favorezca el acceso al empleo o al autoempleo; apoyo con incentivos fiscales a empresas, autónomos y familias que donen servicios o material alimentario, ropa o sanitario; o eliminar el coste de los medicamentos y del pago de la tarjeta sanitaria.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.