Publicidad

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha admitido la ampliación de la denuncia solicitada por la Abogacía del Estado y que incluye la infección con Pegasus de los móviles del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y del de Agricultura, Pesca y del de Alimentación, Luis Planas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 ha tomado esta decisión después de haber recibido el escrito de los servicios jurídicos del Estado en el que se informa de que sendos dos teléfonos móviles sufrieron la infección en el mes de junio de 2021, según se desprende de los dos informes elaborados por el Centro Criptológico Nacional.

Según informó el Gobierno este martes, el terminal de Grande-Marlaska sufrió dos ataques en el mes de junio de 2021. En el primero de ellos le fueron sustraídos 4 megas y en el segundo un volumen mucho más importante de información, 6,3 gigas.

El análisis de los terminales también pudo determinar un intento de infección del teléfono del titular Agricultura, Luis Planas, que resultó fallido, y también se produjo en el mes de junio del pasado año.

«Relevo» en el CNI

Por su lado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha justificado este miércoles en el Pleno del Congreso la destitución de la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, por «un fallo en la seguridad de las comunicaciones del Gobierno». Además, ha eludido hablar de cese y ha empleado el término «relevo».

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en una sesión de control, en el Congreso de los Diputados (Foto: E.Parra/Ep)

De esta forma ha respondido en la sesión de control al Gobierno a la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, quien ha subrayado que con esa destitución ha quedado claro que en España «gobiernan los independentistas» porque los socios de Pedro Sánchez le pedían «un chivo expiatorio», algo que, «acata dócilmente».

«Caía y rodaba la cabeza de quien ha demostrado tener una hoja de servicios intachable y a solo mes y medio de la celebración de la Cumbre de la OTAN», ha manifestado Gamarra, para acusar a Sánchez de «deteriorar» las instituciones y de representar la «degradación absoluta de la política». Es más, ha dicho que lo ocurrido es «un aviso a navegantes» porque «quien cumpla con su deber será cesado» pero «quien mienta y manipule en beneficio del Gobierno será premiado».

Aragonès avisa

Mientras, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha avisado este miércoles al Gobierno de que el cese de la hasta ahora directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, no cierra la «crisis» del espionaje.

En la sesión de control en el Parlament, ha reclamado de nuevo transparencia, asunción de responsabilidades y garantía de no repetición: «Hasta que esto no pase, nadie puede dar ninguna crisis por matizada ni resuelta», ha dicho.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.