Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo un operativo contra la explotación laboral en 13 talleres textiles ubicados en el distrito madrileño de Carabanchel. Esta operación ha acabado con cinco empresarios y 28 trabajadores detenidos, tal y como ha informado este martes una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Madrid, junto a funcionarios de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, efectuaron el pasado mes de septiembre un total de 13 inspecciones a talleres textiles, la mayoría situados en las calles Tórtola y Secoya.

Detenidos 5 empresarios y los 28 empleados que supuestamente explotaban en 13 talleres textiles en Carabanchel (Imagen: vídeo Policía Nacional)

El dispositivo culminó con la detención de 33 personas. Cinco de ellos están acusados de un delito contra los derechos contra los trabajadores: se trata de dos empresarios españoles, una boliviano, una peruano y otro ecuatoriano de entre 38 y 50 años.

En cuanto a los empleados detenidos, son 28 trabajadores extranjeros arrestados por estar en situación irregular en el territorio nacional. Hay empleados peruanos, colombianos, hondureños y algún marroquí.

Talleres clandestinos

Periódicamente se va teniendo noticia de la presencia de talleres clandestinos en la capital en los que se explota laboralmente a sus trabajadores. El pasado mes de octubre, sin ir más lejos, fueron detenidas seis personas en una operación conjunta de la Policía Nacional, la Policía Municipal de Madrid y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (IPTSS) en un taller textil clandestino también situado en Carabanchel.

El empresario responsable del inmueble fue acusado de explotar laboralmente a sus empleados y promover la inmigración irregular. En el taller se localizó a diez trabajadores, de los cuales cinco se encontraban en situación irregular en España y sin autorización para ejercer actividad laboral alguna.

Durante la inspección, los policías comprobaron que las personas que trabajaban allí lo hacían en condiciones infrahumanas. Además, se vulneraban las normas de prevención de riesgos laborales. A la vista de todo lo anterior y teniendo en cuenta que los empleados no contaban con medida de seguridad alguna, se levantaron actas por infracción en materia de salud laboral. Junto a la peligrosidad que tenía el taller textil para las personas que allí trabajan, tan solo dos de ellas estaban dados de alta en el régimen de la Seguridad Social.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.