Publicidad

Los presupuestos participativos de Madrid se saldan con 132 proyectos a ejecutar entre 2023 y 2024 con 50 millones de euros, ha informado el Ayuntamiento de la capital en un comunicado.

De todas las propuestas realizadas por la ciudadanía, hasta 209 proyectos alcanzaron la fase final, de los que 132 fueron los más votados: 122 destinados a un distrito concreto y diez proyectos que se desarrollarán en todo Madrid.

Publicidad

Gracias al nuevo procedimiento de selección, han destacado en el Consistorio, «ningún proyecto que no haya sido evaluado previamente por los servicios técnicos del Ayuntamiento ha pasado a la fase de votaciones».

De entre todos los proyectos que se desarrollarán en los distritos destacan la creación de un skatepark en el Cerro Almodóvar; un parque de parkour y calistenia en Usera; diversos juegos infantiles singulares en Arganzuela; mercadillos para agricultores y ganaderos locales en Ciudad Lineal; un parque lineal en Montecarmelo (Fuencarral-El Pardo); la creación de un centro y un programa ocupacional para personas sin hogar en Latina o la creación de la feria del libro y la cultura de Moratalaz.

Conexiones ciclistas hacia el nuevo Bosque Metropolitano; columpios adaptados para niñas y niños con movilidad reducida; una red municipal de aparcamientos seguros para bicicletas o la instalación de más puntos limpios móviles y de proximidad son algunos de los diez proyectos ganadores que se pondrán en marcha en todo Madrid.

La asignación de presupuesto a cada proyecto se ha llevado a cabo según las preferencias de la ciudadanía, de mayor a menor número de votos, hasta agotar el límite del importe correspondiente a cada ámbito territorial. Los remanentes se han distribuido para la financiación de otros proyectos.

Entre los proyectos con mayor número de votos e importe asignado están la construcción de un centro cultural que integre biblioteca, auditorio y ludoteca en El Cañaveral, que contará con una inversión de 6 millones de euros; la creación de una biblioteca en la zona de Mar de Cristal, con un presupuesto de 4,5 millones de euros, o la instalación en toda la ciudad de columpios adaptados para niños con movilidad reducida en un proyecto presupuestado en 2,5 millones.

El Gobierno municipal ha puesto el foco en que se trata de un sistema garantista con la creación de un filtro previo por parte de los servicios técnicos municipales, que hacía imprescindible un informe de viabilidad para que una propuesta alcanzase la fase de votaciones.

«Se ha eliminado así la posibilidad de que proyectos ganadores se quedasen sin ejecutar por ser inviables, extremo que ha ocurrido en anteriores convocatorias», han incidido. En caso de que se emitiese un informe de inviabilidad se informaba a los interesados para que pudiesen presentar alegaciones o un recurso si lo consideraban oportuno.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.