Dos pistolas de aire comprimido, cartuchos, y 8 bombonas de gas CO2 y hachís es lo que encontraron a dos jóvenes los agentes de la Unidad Integral de Distrito de Retiro de la Policía Municipal de Madrid, tal y como han informado desde el cuerpo local.

Los hechos sucedieron el pasado domingo, 2 de octubre, por la tarde, en el momento en que una patrulla que estaba prestando servicio en esta zona verde vio a dos jóvenes disparando latas y botellas de refresco cerca de la Puerta de la Independencia. A su llegada, los agentes observaron que los chicos tenían, además de estas pistolas de poliometano de 4,5 milímetros, dos cajas a sus pies y una botella de cristal.

Los agentes requisaron las dos pistolas de aire comprimido que estaban utilizando los jóvenes en pleno parque del Buen Retiro y que habían sido recientemente adquiridas, según manifestaron los chicos, que reconocieron estar probándolas.

Los policías confeccionaron dos actas, ante la prohibición de utilizar este tipo de armas en la calle, por utilización de objetos peligrosos y pirotecnia en la vía pública. Junto a las armas confiscadas, se les retuvo también cartuchería, 8 bombonas de gas CO2 y dos trozos de hachís que encontraron en el cacheo a uno de ellos.

Pistolas de aire comprimido en las fiestas de Hortaleza

Las pistolas de aire comprimido protagonizan periódicamente las intervenciones de la policía local. Una de las últimas ocasiones, el pasado mes de junio, la Policía Municipal incautó diez de estas pistolas que se encontraban sin la documentación pertinente para su uso en dos casetas de atracciones instalada en las fiestas del distrito de Hortaleza.

Las intervenciones se produjeron en el marco de inspección que se realiza normalmente en las casetas de atracciones que se instalan en las ferias de los distritos. Se trata de revisiones en las que los agentes municipales controlan que todos los establecimientos cumplen con los requisitos impuestos.

En una de las casetas, los agentes encontraron a dos niños disparando esas armas. Los chicos, al tener 11 años, no tienen permitido el uso de estos elementos por ser menores de 14. Los agentes informaron al responsable de la atracción del incumplimiento de la normativa y de su infracción, avisando también a los padres de los jóvenes.

Y no se quedó el hecho ahí, ya que los agentes descubrieron la falta de la documentación pertinente del local para cinco pistolas que estaban expuestas para su uso. Se les incautó hasta que se presentara la documentación pertinente.

Otra de las casetas vivió también otra incautación, esta vez de cinco armas a las que les faltaba la documentación y que estaban siendo usadas por menores de 11 y 16 años, según han informado las mismas fuentes.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.