Uno de los espacios más emblemáticos y con mayor tradición de la Navidad vuelve a abrirse estos días en la Plaza Mayor de Madrid.

El Mercado de Navidad regresa, como todos los años, lleno de coloridas casetas en las que visitantes y vecinos pueden adquirir todo tipo de productos relacionados con las fiestas navideñas. Desde las tradicionales figuritas del Belén, en todo tipo de tamaños, hasta múltiples adornos para la decoración navideña, pasando por instrumentos musicales, juguetes y artículos de broma.

El Mercado de Navidad de la Plaza Mayor abre sus puertas del 25 de noviembre al 31 de diciembre. Durante esos días la venta al público estará abierta de 10 a 21 horas de domingo a jueves. Los viernes, sábados y vísperas de festivos, el horario será de 10 a 22 horas. La apertura es continuada, no se cierra a mediodía.

Un grupo de personas asiste al mercadillo navideño instalado en la madrileña Plaza Mayor (Foto: EP)

En las 104 casetas los visitantes al Mercado de Navidad podrán encontrar árboles navideños y accesorios, como bolas, guirnaldas luces o colgantes, además de artículos navideños para el hogar, como coronas, flores o centros de mesa. Las figuritas para el Belén son uno de los puntos fundamentales del Mercado, que siempre presenta novedades para los nacimientos. Junto a todo ello, se pueden adquirir luces navideñas, accesorios, artículos de broma y fiesta y divertidos gorros y sombreros.

Orígenes en el siglo XVII

El mercadillo navideño tiene una larguísima trayectoria, según explican desde la Asociación del Mercado Navideño de la Plaza Mayor. Ya en el siglo XVII, la plaza de Santa Cruz acogía un mercado en época navideña, donde se podían adquirir adornos y regalos, además de frutas y verduras. En el siglo XIX se estabiliza la ubicación en dicho espacio y se dicta una normativa para regular la venta. Desde ese momento, señalan, la Plaza Mayor será el mercado de venta de pavos, turrones y dulces, mientras que la Plaza de Santa Cruz se dedicaba a los puestos de figuras de Belén, juguetes, artículos de broma o zambombas.

Un grupo de personas asiste al mercadillo navideño instalado en la madrileña Plaza Mayor (Foto: EP)

No fue hasta 1944 cuando el Ayuntamiento optó por reunir la venta de todos los productos navideños, salvo los alimenticios, en la Plaza Mayor. Desde entonces, año tras año, los puestos del Mercado de Navidad se han convertido en cita obligada para miles de personas en el centro de la capital.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.