El que fuera pareja de Juana Canal en el momento de su desaparición hace 19 años, Jesús P.H., ha confesado hoy a la Policía que asesinó a la mujer y enterró su cadáver en la finca de Navalcruz (Ávila). Esta confesión llega después de que se pusiera en marcha de nuevo la investigación del crimen que acabó con la vecina de Ciudad Lineal y se encontraran en un paraje abulense parte de sus restos.

El exnovio de Juana, feriante de profesión, fue apresado ayer miércoles después de que el dispositivo de búsqueda que se había desarrollado por parte de las autoridades policiales hallara hace unos días más restos óseos en el mismo paraje de Ávila donde se localizaron más huesos en 2019.

Uno de los pasillos del edificio del domicilio donde Juana Canal residía con su pareja, en el distrito de Ciudad Lineal (Foto: EP)

El hombre fue arrestado cerca de Torrejón de Ardoz y se le trasladó a la finca de Ávila cercana al lugar donde aparecieron los restos. Hoy, tras la confesión, el detenido volverá al lugar para marcar los puntos donde estarían sepultados sus restos, tal y como han indicado fuentes de la investigación.

La jueza que investiga el crimen de Juana autorizó el pasado septiembre un pinchazo telefónico para controlar las conversaciones de la expareja de la víctima. Según las pesquisas, la expareja se habría delatado en una de las conversaciones telefónicas e incluso habría apuntado a la posible participación de una tercera persona en el traslado del cadáver del piso de la madrileña calle Boldano, donde se habría ejecutado presuntamente al crimen, a la zona boscosa de Ávila donde se están hallando los huesos.

Investigación reactivada en 2019

La Policía Nacional y la Guardia Civil de Ávila pusieron en marcha el pasado 17 de octubre en el término municipal de Navalacruz un dispositivo de búsqueda de restos mortales de Juana Canal Luque, la vecina de Ciudad Lineal desaparecida en febrero de 2003 y cuyo cráneo apareció en 2019 en esta zona.

La búsqueda se centraba en una zona de Ávila frecuentada por el sospechoso, la pareja de Juana de entonces, y donde se halló el cadáver en 2019. Una de las hipótesis de la Policía es que la víctima fue asesinada en su propio piso en Madrid y posteriormente su cadáver fue trasladado.

Varios agentes de Policía durante los trabajos de inspección de la Policía Nacional y Científica, en el domicilio donde Juana Canal residía con su pareja (Foto: EP)

La mujer, que en 2003 tenía 38 años y vivía en Madrid con sus hijos y su nueva pareja, desapareció tras una fuerte discusión con este. Fue el 22 de febrero de ese año cuando uno de los hijos regresó al domicilio tras pasar la noche fuera y encontró una nota redactada por la pareja de su madre, que le indicaba que habían tenido una fuerte discusión y que ella había salido corriendo y no había logrado encontrarla.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.