Publicidad

Asegura que se las pidió al empresario López Madrid y que él “no se benefició del chivatazo” del guardia civil que supuso la quema de pruebas en el ‘caso Púnica’

REGIONAL / 27 FEBRERO 2020 / El constructor David Marjaliza, cabecilla de la trama ‘Púnica y que colabora con la Justicia desde 2015, ha declarado este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que en una cena que compartió con el exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados y el empresario Javier López Madrid, el primero le pidió al segundo el pago de una comisión de “en torno a un millón de euros”.

En declaraciones a los medios tras comparecer ante el magistrado que investiga el caso ‘Lezo’, Marjaliza ha reiterado que ya declaró con anterioridad sobre ese encuentro, y hoy sólo ha ratificado lo que mantuvo en su declaración por ‘Púnica’. “Se reclamaban dinero uno a otro por una adjudicación de una obra”, ha explicado haciendo así alusión a la comisión que pedía Granados por la adjudicación en 2007 de las obras del tren de Navalcarnero al grupo OHL.

Publicidad
Publicidad
El exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, – EUROPA PRESS – Archivo
El exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, – EUROPA PRESS – Archivo

Marjaliza ha sostenido que contrariamente a lo que afirma López Madrid (yerno de Juan Miguel Villar Mir) él ha “comido y cenado muchas veces” en su compañía, y ha asegurado que si bien la adjudicación de las obras en ese momento ya estaba hecha –un macroproyecto de millones de euros–, de lo que hablaban Granados y el empresario era del pago de la comisión.

“Yo escuché esa conversación entre Paco –Granados– y Javier –López Madrid–. Paco le reclamaba el pago del millón de euros a Javier, y Javier le dijo que él no había intervenido, que había intervenido Nacho”, ha recordado, apuntando así al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

Publicidad

El chivatazo del Guardia Civil

Por otro lado, ha sostenido que él no se benefició del ‘chivatazo’ de un guardia civil que le alertó de que estaba siendo investigado junto a Granados. Esa alerta facilitó la eliminación de documentos que podían perjudicarles en el procedimiento que investiga la trama ‘Púnica’.

Así, el constructor ha apuntado que irá a declarar el 12 de marzo ante el titular del Juzgado de Instrucción número 33 de Madrid, Tomás Martín Gil, y ha recalcado que desconoce qué deleito ha cometido. “Creo que no me he beneficiado, en todo caso se ha beneficiado él –Granados– porque los papeles que rompí son los suyos, sus comisiones. Creo que él es el que se ha beneficiado, pero no se lo que dice la demanda, querella o denuncia. Cuando lo tenga miraremos y declararemos”, ha apostillado.

La citación supone la reapertura de una causa que el juez archivó y que ahora debe reactivar por orden de la Audiencia Provincial de Madrid, que el pasado 12 de febrero acogió un recurso de Granados y del guardia civil en excedencia José Luis Caro Vinagre –condenados ambos en firme por el mencionado ‘chivatazo– contra el archivo de la denuncia que ambos habían interpuesto contra Marjaliza, su secretaria y una tercera persona considerada testaferro del empresario.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.