Publicidad

El club blanquiazul espera ya al Mallorca este viernes

LEGANÉS / 17 JUNIO 2020 / El FC Barcelona consolidó el liderato en la Liga Santander tras derrotar a un Leganés voluntarioso (2-0) en el primer partido disputado en el Camp Nou tras el parón por el coronavirus, un triunfo que permite al equipo de Quique Setién meter presión al Real Madrid.

El CD Leganés se queda con 23 puntos en la tabla y piensa ya en su próximo compromiso, este viernes (19:30 horas) frente al Real Mallorca.

Publicidad

Los ‘pepineros’ ofrecieron una imagen seria y ordenada, pero un gol de Ansu Fati al término de la primera mitad y un riguroso penalti transformado por Messi, en la segunda, decantaron el marcador.

El Leganés sorprendió, ofreció mucho más de lo que decía su pasado más reciente, y desaprovechó dos claras ocasiones en los primeros 15 minutos. Ambas, en botas de Miguel Ángel Guerrero, que perdonó a Ter Stegen cuando el Barça todavía estaba cogiendo el pulso al partido.

El delantero toledano se encontró con Lenglet y con el palo. El ‘Vasco’ Aguirre se lamentaba en el banquillo consciente de la importancia del fallo.

Publicidad
El Camp Nou, en Barcelona.

El equipo blaugrana no encontró su primer disparo hasta la media hora con un testarazo de Griezmann. La poblada defensa pepinera incomodaba con rigor el ataque de los locales y apenas se anunciaba peligro para la meta de Cuéllar antes del descanso. Sin embargo, pese al buen hacer del Lega en el acto inicial, el esfuerzo pasó factura a tres minutos del 45′.

Ansu Fati sacó un gatillazo al borde del área y ajustó el esférico al fondo del palo más largo. El gol desquitó a los culés y supuso un mazazo para un Lega que no lo merecía. Pero no hubo forma. La mejor evidencia de su falta de gol fue que -durante toda la segunda mitad- no hubo un solo jugador sobre el campo que hubiera marcado previamente esta temporada.

Otro aire

A falta de Óscar Rodríguez, la gran referencia de los blanquiazules -que jugaron este martes con una camiseta homenaje a los héroes sanitarios- el marfileño Assalé dio otro aire con alguna acción aislada, pero fue el Barça quien volvió a salir ganador en el intercambio de golpes. Griezmann avisó con un gol que fue anulado por un milimétrico fuera de juego y Messi resolvió minutos después.

Publicidad

El argentino dribló a Rubén Pérez, también a Bustinza y pisó el área hasta impactar con su compatriota Jonathan Silva. El árbitro no lo dudó y señaló penalti pese a las protestas de los madrileños. Messi acertó desde los 11 metros, logró su gol número 21 en esta Liga y cerró un partido que no tuvo mucha más historia.

Carrillo rozó el palo en un intento agónico del Lega para no marcharse de vacío, pero los pepineros acabaron sin premio y como colistas de la categoría tras el empate del Espanyol en Getafe. El Barça continúa fiable en lo más alto, sobre todo en el Camp Nou -ha ganado todo menos el empate contra el Real Madrid- y manda un mensaje de seriedad a los merengues

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.