Publicidad

Los pepineros cosecharon una nueva derrota en Ipurua. El Lega realizó un partido muy gris en todas las facetas. Sin conseguir generar ocasiones en ataque y con tramos donde el equipo se vino abajo. El Leganés es colista con tan solo 1 punto de 15 posibles.

LEGANÉS/ 22 SEPTIEMBRE 2018/ Derrota durísima del Lega en Eibar por muchas razones. En primer lugar, porque es contra un rival directo por la salvación. El equipo pepinero se hunde un poquito más en la tabla de Primera División. Lo peor la imagen que mostró el conjunto de Pellegrino, en ocasiones vimos deambular en Ipurua a un equipo impotente e incapaz de generar fútbol u ocasiones o leer el partido en sus diferentes fases. En ataque solo Carrillo inquieto levemente a Dmitrovic. En defensa el Lega tiene muchas lagunas y nervios.
Pellegrino comenzó con el experimento de poner a Juanfran en el extremo. Primer error. Alineó a Cuéllar en portería con Raúl García, Siovas, Bustinza y Nyom en defensa, a la batuta Gumbau y Rubén Pérez con Juanfran y Rolán en los extremos y de enganche Santos con Carrillo en punta. El Eibar alineó a Enrich y Kike García como sus hombres más peligrosos con De Blasis y Hervías en bandas.

La primera media hora el Lega ni se enteró donde estaba. Monólogo de un Eibar que fue a morder desde el primer minuto. Los pepineros ni encontraban fluidez, ni agresividad ni mucho menos posesión. Oliveira puso el primer uy armero con un remate de un balón muerto en el área visitante. A partir de ese instante los locales lo tenían claro: balones al área uno de tras de otro desde las bandas. El Eibar se convirtió en un equipo de francotiradores e inquietaban una y otra vez la defensa del Lega. En el 22 Enrich la mandaba al larguero y, a la media hora, Carrillo para el Lega daba la replica con un remate que Dmitrovic mandaba a córner. Fue la más clara del partido para los madrileños. Hervías y Enrich hicieron trabajar a Cuéllar antes de un descanso al que se llegaría con empate a cero. El juego del Lega era paupérrimo.

Publicidad

La segunda parte comenzó con un Leganés que parecía que quería darle la vuelta al primer periodo. Dos tímidos acercamientos protagonizados por Rolán, Santos y Carrillo fue toda su demostración de intenciones. En el 51 llegó el mazazo. Nueva internada por banda del Eibar y nuevo centro desde la derecha, remate de Enrich que impacta en el larguero. Su rechace lo aprovecha Kike García para hacer el primero y definitivo ante la pasividad de la defensa que no puede cerrar a tiempo. A partir de ahí el partido fue desinflándose en calidad y ocasiones y ganando en intensidad. El Leganés ni supo, ni pudo cambiar el ritmo del encuentro. El equipo pepinero se diluía en si mismo, en su frustración y en la imposibilidad de leer el partido para tener ocasión de empatar. Al final poco más necesitó el Eibar para hacerse con la victoria. Preocupación en Butarque. Lo mejor es que el miércoles vuelve la Liga, lo peor que es contra el Barcelona.
Leganés: Cuéllar, Raúl García, Siovas, Bustinza, Nyom; Rubén Pérez, Gumbau; Rolán (77’ Óscar), Juanfran (57´El Zhar), Santos (63’ En-Nesyri) y Carrillo.
Entrenador: Pellegrino
Eibar: Dmitrovic, Rubén Peña, Oliveira, Ramis, Cote (89’ por Arbilla); Escalante, Diop, Hervías (67’ Orellana), De Blasis; Enrich y Kike García (73’ Jordan)
Entrenador: Mendilibar
Goles: 1- 0 51´ Kike García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.