Publicidad

El centrocampista malagueño alcanza la cifra redonda de encuentros jugados a partir del importante peso que ha sabido mantener dentro del sistema de Bordalás

GETAFE/ 12 MARZO 2019/ Pese a estar solo en su tercera temporada como jugador del Getafe, Francisco Portillo es de los jugadores más veteranos dentro de la plantilla. El jugador, que alcanzó tras jugar en el partido contra el Huesca su partido número 100, es uno de los tres artífices del ascenso que se mantienen en la plantilla. Desde que llegó cuenta con el cariño de la afición por la vistosidad de su juego y con el favor del ‘míster’, lo que guarda un especial mérito por sus circunstancias.

Reconstruido para calzar en el plan de Bordalás

La personalidad de Portillo en el terreno de juego es la de un futbolista con gusto por el juego en torno a la posesión de balón. Su capacidad para el manejo de este es una de sus grandes cualidades, que cuando saca a relucir surte al juego de los azulones de acciones de asociación con compañeros precisas y soluciones para superar líneas defensivas con balones pases que requieren de especial tacto. Lo que sucede en su contra es que está obligado a integrar sus propuestas en un equipo que prescinde de las largas posesiones de balón y que en muchas ocasiones elige jugar pases en largo de defensa a delantera, sorteando las zonas de influencia del ‘8’ del equipo.

Publicidad
Publicidad

A pesar de ello, el jugador siempre ha sido del agrado de Bordalás, quien casi siempre le ha dado un sitio en el once y cuando ha optado por otros en su lugar, Portillo ha mostrado méritos para renovar sus avales. Ya sea en la primera temporada posicionado en la mediapunta para asistir a Jorge Molina, como en una situación algo más incomoda para él, escorado a banda en posteriores campañas, Portillo siempre se ha adaptado a lo exigido por su técnico. Para ello ha tenido que adaptarse a exprimirse más en lo defensivo y optimizar su calidad técnica en favor del juego vertical y de cocción rápida diseñado para el equipo, lo que le ha convertido en un jugador muy completo.

Como consecuencia, el futbolista criado en la cantera del Málaga ha encontrado a sus 28 años la estabilidad que no tuvo en otros clubes, en los que no acabó de conseguir la continuidad deseada. En la actualidad, la camiseta del Getafe ya es la que se ha vestido en más ocasiones desde que es futbolista profesional, superando los 91 partidos jugados en el club malacitano. En estos 100 partidos casi todo lo que ha vivido son alegrías, en las que ha tenido un papel importante: el ascenso a primera, la notable octava posición de la temporada pasada o la sorprendente posición de Champions actual.

Portillo, con este mensaje en redes sociales, ha querido agradecer tanto a club como aficionados todo lo vivido hasta alcanzar el número de partidos que celebra:

Publicidad

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.