Publicidad

El Getafe logró imponerse a domicilio al Osasuna por 0-2 con un primer gol a la media hora de juego de Juan Iglesias, quien aprovechó un error de la defensa local para marcar y sofocar el ambiente. Con tres puntos más en el casillero antes del parón, el Getafe sumó un triunfo de mucho valor en El Sadar, campo que se resistía desde 2007. No fue fácil, aunque los de Quique Sánchez Flores lo hicieran creer con una gran actuación.

Publicidad

Más aún su cabe cuando antes del descanso Chimy Ávila veía la roja por una entrada. Los azulones se marchaban al descanso con superioridad en el luminoso y en el juego. Con todo y con ello solo era cuestión de tiempo saber cuándo se pondría la sentencia. El Osasuna jamás perdió la cara al partido tras esta expulsión pese a que encajó su primera derrota de la temporada en su estadio.

Publicidad

Los locales repitieron el once inicial que tan buenas sensaciones dejó en Almería con la idea de prorrogar lo visto hace una semana y seguir así invictos en el Sadar.

El choque comenzó con diez minutos de paz por parte de ambos equipos antes de la tempestad creada por los rojillos. Rubén García protagonizó la primera ocasión clara del choque. El ‘14’ pisó el área, se zafó de dos contrarios recortando hacia el interior y disparó a portería con la mala fortuna de que el esférico salió repelido por un poste.

Un minuto después,  El meta del Getafe sacó una mano prodigiosa tras un testarazo de Darko en el primero palo para evitar el 1-0 tras un córner botado por Moi Gómez.

Los visitantes no lograban crear peligro y Chimy Ávila y Budimir a punto estuvieron de darles un susto. El croata cedió a su compañero con la espuela antes de que el argentino le metiera un pase en profundidad de cabeza. El ariete corrió para controlar el balón y tirar a puerta, pero un veloz Duarte llegó al corte para desbaratar la acción.

Osasuna estaba en plena ebullición y el Getafe, sometido, pero el fútbol decidió cambiar de guion repentinamente. Iglesias aprovechó una indecisión de Nacho Vidal dentro del área para hacer el 0-1 con la izquierda. El Sadar se volcó con su jugador para que su error no influyera en el ánimo del equipo.

Los de Arrasate no cambiaron su idea y siguieron a lo suyo. Un planchazo de Chimy Ávila sobre la espinilla de Iglesias en el minuto 43 propició su expulsión de forma directa tras la revisión del VAR. De esa forma, se llegó al descanso.

Generar fútbol

Pese a la negativa situación para Osasuna, Arrasate no introdujo cambios y los navarros trataron de hilvanar jugadas en un partido con muchos cortes por faltas. En el Getafe, Aleñá y Maksimovic empezaron a generar fútbol.

Abde entró al campo para otorgar a los suyos velocidad y profundidad por banda junto a Rubén Peña, que volvía tras lesión. Los de Sánchez Flores no dominaron la situación para nada, pero la suerte les volvió a sonreír.

El uruguayo Gastón Álvarez empujó en la línea de gol un acrobático remate del portugués Duarte. Era el 0-2. El Getafe silenció un Sadar que vio con opciones de empatar a su equipo hasta ese momento.

El carácter rebelde de Osasuna no le bastó para sacar un resultado positivo ante un Getafe que no necesitó mucho para conseguir un triunfo de oro en un estadio en el que ningún equipo había puntuado esta temporada.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.