Publicidad

El CD Leganés recibió en la ID Butarque al Fuenla. Los goles de Aitor Ruibal y Sabin Merino sirvieron para decantar la balanza ante una gran expectación.

LEGANÉS/ 20 JULIO 2019/ La Instalación Deportiva Butarque volvió a reunir un gran ambiente, como en el partido ante el Rayo Vallecano de justo hace una semana. Esta vez, Mauricio Pellegrino, alineó el esquema que venía siendo habitual en el CD Leganés la temporada. Tres centrales y dos carrileros largos, más ofensivos que defensivos, para afrontar el partido ante el Fuenlabrada, que rápidamente se puso de cara para los pepineros. El encuentro empezó con un poco de retraso ya que el VAR no empezó a funcionar correctamente.

Cuéllar regresó a la portería, mientras que Avilés y Silva volvieron al carrilero derecho e izquierdo respectivamente. Tarín, Bustinza y Siovas fueron los tres defensas centrales. El centro del campo fue para Rubén Pérez, Óscar Rodríguez y Eraso, mientras que la punta del ataque la ocupó dos goleadores que vieron puerta. Aitor Ruibal y Sabin Merino.

Primero, Sabin Merino, que aprovechó una buen jugada para ponerse delante de Biel Ribas, y este no perdonó delante del meta fuenlabreño. Era la primera parte y el conjunto de Mere pedía aire para ponerse a la altura de un Lega con más rodaje y con más días de entrenamiento. El segundo llegaría de la mano de Aitor Ruibal, quién definió perfecto con un disparo. Fue el segundo y eso puso más distancia entre ambos equipos.

Cambios y más pruebas en la segunda mitad

No hubo cuatro partes de 25 minutos como en el partido ante el Rayo Vallecano, sino que esta vez fueron dos partes normales de 45 minutos. En la primera, y como ya hemos explicado, Pellegrino sacó su mejor once posible y en la segunda siguió haciendo pruebas: Soriano en la portería; Facundo García, Mejías, Álex Martín, Kravets, Szymanowski; Gumbau, Recio, Fede Varela; Arnaiz Juan Muñoz.

El lateral ucraniano del Leganés entró en la primera mitad sustituyendo a Siovas, que se reincorporó esta semana a los entrenamientos. Mientras que Gumbau y Recio ocuparon el centro del campo acompañados de Fede Varela. La movilidad de Arnaiz y Juan Muñoz también creó problemas en la zaga del Fuenlabrada y el 2-0 se mantuvo en la recta final del partido. Szymanowski, desde el carril izquierdo, fue de lo más destacado del Lega en la segunda mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.