Publicidad

El mediocampista serbio se ha ejercitado en solitario esta mañana, una vez descartada gravedad alguna en su lesión

GETAFE / 27 AGOSTO 2019 / Bordalás puede respirar tranquilo. Tras el final del choque del sábado ante el Athletic, en el que Maksimovic se retiraba antes del descanso por problemas en su rodilla, el técnico azulón reconocía no saber de la gravedad de la lesión del jugador y expresaba el deseo de que todo quedara en un susto.

Una vez realizadas las correspondientes pruebas médicas para conocer el alcance de su lesión, según informaciones de la Cadena SER, ha sido descartada cualquier lesión grave. Pese a los optimistas resultados, el jugador no se encuentra al cien por cien. Prueba de ello ha sido verle ejercitándose por su cuenta, lo que no permite confirmar que pueda estar disponible para el encuentro del próximo sábado contra el Alavés.

Publicidad
Publicidad

Fundamental en la columna vertebral del equipo

La posible baja de Maksimovic se vive en este momento con particular preocupación, debido a que, a falta de nuevos fichajes, el equipo sin él solo contaría con dos mediocentros. Pero, con independencia de las circunstancias, la ausencia del jugador en el centro del campo hace bajar al Getafe en sus enteros.

El serbio es un jugador de cualidades variadas, pero que destaca en su trabajo en la presión en salida de juego del rival, dando un valor añadido al esfuerzo del colectivo cuando éste avanza metros e intenta ahogar al rival en su propia área. Su capacidad para abarcar amplios espacios y robar allí donde puede nacer una ocasión de gol es vital para un equipo como el de Bordalás, que construye su juego ofensivo con pocos preámbulos y se sacia de forzar errores en el contrario.

El pasado sábado se pudo ver como los mejores minutos del equipo coincidían con la presencia del jugador en el terreno de juego. Tuvo que salir sustituido al filo del primer tiempo por Markel Bergara, un futbolista que ha dado un rendimiento magnífico cuando ha estado disponible, pero que acusaba su inactividad en su primer partido oficial tras un año y medio en el que ha sufrido diferentes lesiones, hecho que señalaba el ‘míster’ en el post-partido.

Publicidad

Sin más soluciones, en caso de que Maksimovic no pueda comparecer el sábado a las 19 horas de nuevo en El Coliseum, se repetirá casi con toda seguridad la dupla Bergara-Arambarri, salvo que se produjera algún cambio en el dibujo táctico o se cumpliese con el deseado fichaje del cuarto mediocentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *