Publicidad

Cuando solo faltaba la firma del jugador, un club de Arabia Saudí ha hecho una contraoferta superior que hace peligrar la llegada del mediocampista

GETAFE / 26 AGOSTO 2019 / Los trabajos en la contratación de un mediocentro por parte de la dirección deportiva azulona siguen encontrando nuevas trabas. A lo largo del verano el club ha ido consiguiendo cubrir todas las asignaturas pendientes en cuanto a la configuración de plantilla sin mayores problemas, pero la búsqueda del pivote defensivo queda como caso aparte.

Publicidad

El club ha sondeado la posibilidad de atraer a diversos jugadores, uno de ellos fue Wakaso, que apareció semanas atrás como la gran opción, ya que el jugador parecía dispuesto a salir. Sin embargo, la cantidad por la que tasó el Alavés a su futbolista -3 millones de euros- hizo que el Getafe pausara esa negociación.

Publicidad

El Al-Shabbaab ofrece más dinero

El Getafe buscó otras opciones y Ndiaye pasó a convertirse en el candidato predilecto. Tanto el jugador como su club de origen, el Málaga, tenían acordadas las cifras en las que se realizaría el traspaso. Incluso el jugador se había dejado ver por la ciudad, por lo que parecía que solo quedaba esperar al comunicado oficial del Getafe anunciando la nueva contratación.

Según informaciones de Juancar Navacerrada, de Marca, el club que se ha interpuesto a última hora ha sido el Al-Shabbaab saudí. La oferta que ha realizado es superior en lo económico tanto en el pago del traspaso como en el salario del jugador. Por ello, el jugador ha pedido tiempo para considerar esta nueva opción y en las próximas horas se conocerá cuál es la decisión del jugador.

Urgencia por el mediocentro

Al club solo le queda una semana para traer al jugador que les permita cubrir con garantías su centro del campo. Se espera una temporada cargada de partidos y Bordalás necesitará opciones en la recamara para rotar y dar descansos a jugadores capitales.

Publicidad

El problema con los mediocentros en el equipo no es novedoso. Es una posición del campo en la que los jugadores se exponen mucho -tanto en lo físico como en lo disciplinario-, y en el mercado de invierno de la pasada campaña se tuvo que recurrir a la llegada de Flamini por la prolongada lesión de Bergara.

El pasado domingo Maksimovic sufrió problemas en su rodilla y tuvo que salir del terreno de juego antes del descanso sustituido por Bergara, el tercero de los futbolistas con los que cuenta el equipo para esa posición. La situación evidencia todavía más la necesidad de cumplir con esta tarea en pro de la regularidad competitiva del equipo a lo largo de los nueve meses de temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.