Publicidad

El Getafe tiene las prioridades en cuanto a fichajes puestas en adquirir al menos a un jugador de centro de campo para completar la planificación de plantilla

GETAFE / 30 JULIO 2019 / Tras los cinco fichajes realizados, la labor de la dirección deportiva ni mucho menos ha terminado. Hasta el momento, el mercado de fichajes no estaba dando excesivos dolores de cabeza al Getafe. Los futbolistas llegados no han precisado de afiladas negociaciones para conseguir su firma.

Otra historia es la de la necesaria contratación de jugadores para el centro del campo, donde solo hay tres jugadores para dos sitios. El club ha barajado varias opciones y existen avances positivos en alguno de los casos, pero las llegadas se están atrasando por encima de lo deseado.

Publicidad

Wakaso, la historia interminable

En este momento, el jugador que más posibilidades presenta para convertirse en nuevo jugador del Getafe es Wakaso. El interés getafense es de sobra conocido -incluso de anteriores periodos de fichajes-, pero la adquisición del jugador ghanés, que siempre ha parecido casi hecha, se ha aplazado en varias ocasiones. Según informaciones de Marca, el Alavés ha aprobado en las últimas horas realizar la venta del futbolista para poder sacar dinero por un jugador en último año de contrato.

La vuelta de Fajr se complica

Lo que parecía hecho con un jugador que había expresado explícitamente su deseo de volver a formar parte de la disciplina azulona se ha enfriado. Según informaciones de Marca, el club del futbolista marroquí, el Caen, ha recibido una oferta superior desde el Rennes y el Getafe tendrá que aumentar la cantidad propuesta para hacerse con el jugador.

Otras opciones que se han dado a conocer han sido la de Radoja, ex del Celta y Amadou, del Sevilla, según AS. Las complicaciones que presentan estas posiblidades es que el primero, pese a estar actualmente sin equipo, es un futbolista con muchos pretendientes. En el caso de Amadou, el Getafe habría sopesado la cesión del futbolista, pero la alta ficha del futbolista hace complicado hacerse cargo del cien por ciento de su sueldo.

Publicidad

La posibilidad de perder más efectivos en el medio

Para hacer más compleja la situación, el Getafe deberá estar atento a si se produce alguna salida no deseada, escenario que en algún momento del verano se ha figurado, aunque sin culminarse. El club no pretende deshacerse de ninguno de los futbolistas que la temporada pasada fueron importantes en el logro de la quinta plaza, pero el pago de la clausula de rescisión abriría las puertas de salida de la entidad azulona.

En el caso de Mauro Arambarri han llegado ofertas cercanas a su clausula de 20 millones de euros. El Villarreal, según diversos medios, llegó a ofrecer 15 millones, pero no ha querido subir la cantidad y ha optado por hacerse con Anguissa para la misma posición, por lo que la posibilidad de perder a uno de los puntales del proyecto de Bordalás, de momento, se disipa.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *