El Getafe B gana por la mínima a la Real Unión

Los azulones suman 14 puntos tras las siete primeras jornadas. En la Ciudad Deportiva doblegaron al Real Unión con un gol de Buendía

GETAFE / 5 OCTUBRE 2014 / El Getafe B se llevó una victoria de oro frente al Real Unión de Irún gracias a un gol conseguido por Emi Buendía a diez minutos del descanso. Nuevo triunfo de los de Pablo Franco, que han comenzado como un tiro, que les sirve para continuar en los puestos de ascenso a Segunda División.

Mucha brega y lucha de poder a poder en una Ciudad Deportiva que por sus cortas dimensiones creaba un aroma de peligro en prácticamente cada jugada a balón parado. En una de ellas, Domínguez puso un servicio al área y Aimar, tras caerse, reclamó penalti por un supuesto derribo de la zaga local que el colegiado no entendió así. En la más clara, una falta indirecta a 20 metros del área, Galán tocó el cuero y Ozkoidi con um zurdazo seco puso en serios aprietos al portero local, Olmedo, que tuvo que realizar una gran estirada para desviar a saque de esquina.

El partido estaba abierto y esto lo aprovechó el Getafe B para adelantarse. En un centro al área Otermin falló en su despeje con el puño y dejó el balón en bandeja para que Emi Buendía colocara el primer gol del partido tras rematar a portería vacía. Trataron de devolver la igualada los fronterizos, pero la peligrosa internada de Mujika fue abortada magistralmenfe la defensa del equipo del sur de Madrid.

Pese a encontrarse por delante en el tanteador, el Getafe B tuvo los primeros acercamientos en la segunda mitad, aunque todos ellos carecieron de peligro. El encuentro estaba algo aletargado, había perdido la sensación de ritmo trepidante con la que había finalizado el primer acto.

Empezó a morder arriba el Real Unión y tuvo una muy clara en las botas de Ozkoidi,  pero su disparo encontró la resistencia del meta local. En segunda instancia volverían a intentarlo los donostiarras, pero nuevamente sacaron los locales. Estaban mejor situados y lo merecían más unos visitantes que la tuvieron cuando Domínguez botó un preciso centro tras falta lateral que Romo aprovechó para rematar tras elevarse entre la defensa. Cuando prácticamente se cantaba gol su certero remate se estrelló en el larguero.

Se iban agotando los minutos para el Real Unión frente a un filial azulón que había logrado parar el partido. Los cambios, de hecho, parecían haber ayudado más a los de casa a templar el choque que a los visitantes a terminar de calentarlo. Entrados ya en los últimos cinco minutos, el empuje visitante hizo que todo el juego se desarrollara en la mitad azulona del terreno de juego, pero el equipo defendió con uñas y garras el empate en cada intentona irundarra. Incluso hubo tiempo para que Ivi, el más habilidoso del Getafe B, estuviera a punto de colocar el segundo tamto tras un quiebro dentro del área.

Corresponsal / Aitor Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.