Publicidad

Los fuenlabreños siguen invictos en su feudo

FUENLABRADA / 26 NOVIEMBRE 2020 / La exhibición física en pleno calendario de locura tuvo un premio que se quedó corto. La reacción a un golpe cuando más merecía el gol el ‘Fuenla’ en un estadio Fernando Torres donde sigue invicto, único equipo de la categoría junto al Sporting de Gijón que no ha perdido en sus siete partidos de local, se quedó a puertas de la remontada para acabar firmando su octavo empate de la temporada.

Era una fecha en la que se unía el deporte en Fuenlabrada para decir no a la violencia machista en el día internacional contra la violencia de género, con un duelo siempre duro ante la Ponferradina. La igualdad de los primeros minutos dejó la opción de adelantarse en el marcador a ambos equipos.

Publicidad

A los once minutos una salida de Rosic fuera del área se culminaba con un despeje que caía en pies de Elitim que, recortaba al portero, pero disparaba arriba con todo para marcar. La respuesta no tardaba ni un minuto en llegar en una acción similar.

El pase medido en largo de Franchu sobre Kanté encontraba la desesperada salida del portero rival, el gesto técnico para evitarlo y cuando chutó para marcar lo evitó bajo palos Pascanu. Era el inicio de un ejercicio de voluntad en busca del gol.

Con la ausencia de Sekou Gassama en punta por su lesión pero con Kanté en todas las acciones. Remataba con todo un centro medido de Iribas desde el costado derecho en momentos que el equipo de Sandoval merecía el gol por su juego. Fue cuando llegó el homenaje a un genio en el día de su adiós.

Publicidad
El estadio Fernando Torres.

Franchu realizó una jugada ‘maradoniana’ en un día tan señalado. Robó en su campo y se lanzó en una carrera magnífica dejando atrás rivales. Uno, dos, tres, antes de que con, las fuerzas justas, chutase y Kanté acariciase el balón pero acabó golpeándose con el poste. Su fortaleza le hizo recuperarse en minutos de un golpe tremendo en el muslo derecho.

Asedio

Cerró el primer acto el Fuenla con asedio. Franchu con chispa y siempre vertical se topó con un defensa cuando el disparo iba dentro y en el añadido aparecí Randy para dejar un balón de pecho a Pinchi que no precisaba su remate.

En la mente de los jugadores del Fuenla sólo estaba el triunfo y lo demostraron en el arranque de la segunda mitad. Cada minuto una llegada, encerrando a la Ponferradina en su terreno. Pulido dio un primer aviso, Juanma enganchaba arriba un centro de falta lateral de Iribas y el travesaño repelía el disparo de diestra de Franchu.

Publicidad

El castigo del gol en contra fue excesivo. Una falta en la frontal a los 57 minutos, la estrategia del que fuera gran lanzador Julio Álvarez, hoy segundo de Bolo en el banquillo, con una pantalla que tapó a Rosic que ya vio la pelota de Óscar Silva tarde cuando se dirigía a la red. El mazazo no hundiría a un equipo sobrado de físico y personalidad.

El Torres no podía dejar de ser inexpugnable y el equipo kiriko se volcó en busca de goles. Firmó el empate Óscar Pinchi a lo grande. Recibiendo con la portería en mente, tras realizar un buen control e inventar un latigazo imparable a los 71 minutos. La Ponfe se veía superada e intentaba enfriar el duelo mientras que el Fuenla, con la entrada de Iban Salvador, Tahiru y Álex Mula, lo buscó hasta el final.

El curso de lanzamiento de faltas de Iribas estuvo a milímetros de acabar en gol, con un centro a la zona de peligro al que no llegó Juanma y que sacó el portero Caro cuando ya se colaba dentro de su portería. De la misma manera llegó la última con el testarazo de kanté cerca del poste que pudo dar un triunfo merecido tras ser superior al rival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.