No había más balas ni más vidas en la recamara del Alcorcón. Era una final y en esta ocasión se la llevaron los amarillos tras el gol de Álvaro Giménez en la segunda parte.

ALCORCÓN/ 5 MAYO 2017/ Por fin vimos en el terreno de juego a un Alcorcón serio, intenso, compacto en ataque y en defensa. Y el premio han sido tres puntos para seguir creyendo. El clavo ardiendo que veníamos buscando lo encontramos en el histórico campo del Carlos Tartiere de Oviedo. Los ovetenses se jugaban el play off pero nosotros nos jugábamos la vida. Una victoria de un equipo que sin un fútbol de quilates pero con un fútbol serio y conjuntos supo sumar cuando más lo necesitaba.

Y los augurios no eran positivos. El Alcorcón se presentó en Asturias sin sus dos hombres más valiosos en ataque: David Rodríguez e Ivi. Durante el partido se lesionaron Kadir y Unai Elgezabal. El equipo de Julio Velázquez salía al Tartiere con defensa de cinco. Con Owona, Unai y David Navarro de centrales. Con Toribio,Tropi y Bakic en la sala de máquinas y con Álvaro Giménez como referencia arriba. El primer atisbo ya fue positivo. Veíamos a un equipo junto, solidario entre líneas y enchufado y con sangre en la presión. Primer tiro también de color amarillo. Algunos nos frotábamos los ojos. Es cierto que Álvaro estaba solo en punto pero caía bien para darle movilidad al equipo por el centro con Bellvís y Nelson de carrileros.

Sin embargo el buen arranque de los amarillos se fue contemporizando conforme pasaban los minutos y el Oviedo se metía en el partido con Erice y Torró desde la medular. El Oviedo empezaba a encontrar a Rocha y a Berjón en bandas. Rocha fue sin dudas el mejor de los locales en la primera parte y de sus botas nació la mejor ocasión de los asturianos con un balón al poste que en el rechace no conseguía remachar a gol Linares. Antes Erice había tenido otra gran ocasión para el Oviedo. Tropi tuvo otra buena ocasión para el Alcorcón pero su disparo era flojo y sin problemas para el cancerbero Juan Carlos. En la primera parte ya vivimos la lesión de Elgezabal que abandonaba el campo por Cuenca. Al descanso empate a cero en el marcador.

En la reanudación todo arrancaba como en la primera parte con el Alcorcón buscando la portería de Juan Carlos. Los de Velázquez seguían juntos entre líneas e intensos en trabajo y la presión. No eran una banda que hacía cada uno la guerra por su cuenta. Aun así llegaría otro problema: la lesión de Kadir. El 15 alfarero abandonaba el campo por Pablo Pérez. Y por fin vimos al Pablo que esperábamos. El 10 salió con ganas de comerse la hierba en su Asturias natal. De sus botas nacía la asistencia del gol en una falta de entendimiento entre Verdés y Christian que el 10 aprovechó para dejársela a Álvaro que consiguió hacer el gol que da vida y oxígeno al Alcorcón. Cinco partidos después el Alcorcón volvía a marcar. El Oviedo lo buscaba de todas las formas posibles tras el gol del Alcorcón en el 68´. Toche la tuvo de chilena, Michu saltaba al terreno de juego y Johannesson era el mejor en la segunda mitad haciendo de las suyas por banda.

Pero el Alcorcón estuvo perfecto en defensa, midiendo los tiempos y controlando los resortes del partido. Los minutos fueron pasando, las uñas nos las fuimos comiendo y en el minuto 95 el colegiado pitaba un final soñado para los alfareros. Segunda victoria fuera de casa del Alcorcón que llega a los 40 puntos. Buscábamos un punto de cambio, un puñetazo en la mesa… Y este tiene que ser el punto de inflexión ante la próxima visita del Rayo Vallecano. Quedan 5 partidos, 5 finales para seguir creyendo, soñando y peleando por la salvación. El próximo fin de semana toca llenar Santo Domingo y ver este Alcorcón que nos creer hasta el último minuto del último partido.

 Real Oviedo: Juan Carlos; Johannesson, David Costas, Héctor Verdés, Christian; Torró, Erice, Rocha (Nando, m. 61), Berjón (Carlitos de Pena, m. 68); Toché y Linares (Michu, m. 61).

AD Alcorcón: Dimitrovic; Nelson, Elgezabal (Jorge Cuenca, m.40), Owona, David Navarro, Bellvís, Kadir (Pablo Pérez, m. 48), Toribio, Tropi, Bakic (Razvan, m. 89) y Álvaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.