Publicidad

Los centros de la Mancomunidad han permanecido abiertos durante todo el año, si bien se ha priorizado la atención telefónica y telemática

TORRELODONES / 4 MARZO 2021 / La Mancomunidad de Servicios Sociales (THAM, que integra a los municipios de Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Alpedrete y Moralzarzal) ha dado a conocer hoy su Memoria correspondiente a 2020.

Ha sido un año marcado por la pandemia de la COVID-19, “lo que afectó directamente a todas las actividades y servicios que habitualmente venían desarrollando” desde el 6 de marzo, fecha en la que se suspendieron todas las actividades en los centros de mayores, señalan desde el Ayuntamiento torresano.

Publicidad

La THAM recuerda que ocho días después, el 14 de marzo, el Real Decreto 463/2020, se declaró el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, aprobándose diversas normas y protocolos que supusieron el cierre de todas las actividades grupales y comunitarias, así como un cambio importante en la atención del resto de servicios.

A partir del 11 de marzo (día en que se suspendieron las clases presenciales en los centros educativos madrileños) comenzó la opción de teletrabajo para todo el personal, modalidad obligatoria a partir del 17 de marzo, estableciéndose rotaciones en todo momento para garantizar la apertura de los centros. “De esta manera el equipo técnico de la Mancomunidad continuó trabajando y atendiendo las necesidades sociales de manera eficiente con nuevos protocolos de atención”, aseveran en el Consistorio.

Escultura junto a la Mancomunidad de Servicios Sociales THAM

Por cuanto los servicios sociales son considerados como servicios públicos esenciales, los cuatro centros de la Mancomunidad han permanecido abiertos de manera ininterrumpida durante todo el año, si bien se ha priorizado la atención telefónica y telemática.

Publicidad

De hecho, la atención social primaria (y algunos de sus servicios de atención individual y familiar) continuaron prestando sus servicios, adaptando su funcionamiento a las medidas sanitarias recomendadas, durante todo el año, pero sin interrumpir su actividad.

Aunque algunos servicios quedaron suspendidos, señalan desde la THAM, como los talleres de igualdad, para familias o Educación social con adolescentes, otros continuaron en funcionamiento. Permaneció la actividad en el servicio de Orientación laboral, Apoyo psicológico de víctimas de violencia de género, Asesoría jurídica, Apoyo psicológico a menores del PMORVG, Terapia Familiar, Punto de encuentro, Servicio de Atención Domiciliaría y Servicio de Teleasistencia. En todos estos servicios se priorizó asimismo la atención por videoconferencia, telefónica o telemática.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.