Los trabajadores del servicio de recogida de basura y limpieza viaria de Torrejón de Ardoz han realizado este viernes frente al Ayuntamiento la primera de las tres concentraciones que tienen previstas para exigir a la empresa UTE FCC-Valoriza, encargada del saneamiento urbano del municipio, mejores condiciones en la negociación del convenio colectivo de trabajo.

Convocados por CCOO, UGT y CGT, los trabajadores denuncian que el convenio lleva un mes caducado y que, tras diez reuniones, la contrata municipal «solo propone congelación salarial y recorte de derechos laborales» para las cerca de doscientas personas que trabajan en el área de saneamiento urbano.

De ahí que el paso siguiente sea, a partir del próximo lunes, decretar una huelga indefinida. Según el Comité de Empresa, entre esos derechos laborales y económicos que se verán recortados están la reducción de vacaciones, la eliminación de la antigüedad, días libres y de la ayuda al economato.

Noticias para Municipios ha querido conocer de cerca esta situación y para ello hemos hablado con Javier Calvo, presidente del Comité de Empresa de la UTE, FCC-Valoriza «lo que estamos reivindicando es la firma de un nuevo convenio colectivo; llevamos un año tratando de firmarlo con la nueva empresa adjudicataria -señala Javier- y lo que nos encontramos es una posición de máximos por parte de ellos, que se niegan, no solo a darnos una subida, si no que tienen una postura muy agresiva y muy hostil que es la de recortes de derechos, recortes de pluses que tienen que ver con nuestro sueldo, eliminación de días de libre disposición, e incluso una ayuda al economato de 13 euros».

Javier, presidente del Comité de Empresa – Fotografía N.M. Díaz

«Además de eso -explica Javier, ellos proponen, y es algo que nos preocupa bastante, que las vacantes que se vienen cubriendo desde siempre, no se cubran, que las cubren ellos si quieren; esto quiere decir que cuando haya jubilaciones, esos puestos no se van a cubrir, por lo que la plantilla irá menguando, la carga de los trabajadores será más grande y por ende, el servicio que podamos dar, será peor; si la plantilla es más pequeña, que es lo que pretende la empresa, el servicio, obviamente, va a ser peor».

«Lo que nosotros reclamamos – insiste Javier- es una subida de sueldo después de dos años con el sueldo congelado, incluso estamos dispuestos a aceptar una subida que está por debajo del IPC, pero que tiene que ser un acuerdo entre ambas partes»; «están en una posición muy dura, muy intransigente, con exigencias…y son ellos los que nos han empujado aquí, a que estemos en esta situación«, ha concluido.

Por todo ello, tras la «inmovilidad» que los trabajadores perciben por parte de la empresa, no solo expresarán su inconformidad con la concentración de esta mañana, sino que se volverán a manifestar en señal de protesta y para dar a conocer su situación los próximos 14 y 18 de noviembre, de nuevo en la Plaza Mayor, además de la ya mencionada huelga indefinida.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.